Los Perros que sirven

Estándar

El Perro es un mamífero carnívoro considerado el primer animal domesticado y el más conocido mundialmente en esta actividad. Existen asociaciones dedicadas solo a una raza en específico y algunas constituciones de países del primer mundo han dedicado al menos un artículo a este animal.

¿Por qué son tan conocidos? Existen disímiles respuestas, entre ellas sus variadas características físicas, su obediencia y respeto, incluso hasta por sus nombres son famosos. Zenta fue una perra neoyorquina que acompañó a su amo, que era ciego, durante 17 años sin fallarle ni un solo día. Odiseo, el jefe griego de la guerra de Troya, tuvo a Argos, el cual lo esperó durante 19 años hasta su regreso, inmediatamente lo reconoció y murió. Otros han sido protagonistas de películas (Balto), de series televisivas (Lassie), etc.

Mi preocupación va encaminada hacia los perros que sirven y donde sirven realmente. Hace poco en una de las tan agradables actividades del grupo Alabao unos canes eran los principales espectadores. Uno negro y otro amarillo, jugueteaban frente al escenario y a ninguno de los presentes les importó lo que sucedía. Perros como estos son los que sobran en la comunidad.

En las Estación Ecológica hay dos de estos astutos animales, pero muy distinta es su situación. Todos los trabajadores del centro los mantienen alimentados y limpios y además uno de ellos, joven recién graduado de la universidad, les pone todas las vacunas necesarias para que los sabuesos tengan fuerzas para defender el lugar.

En la puerta número uno hubo un tiempo en que los canes casi recibían al visitador que viene a llevarse una imagen pulcra de las instalaciones que visitará.

La cafetería es el lugar que más preocupa. Por mucho que la gente los vote de allí siempre regresan por un trozo de pan o pizza. A veces dentro del restaurant los canes casi se sientan al lado de uno a comer. Y afuera toda una jauría espera como si la entrada fuera por turnos y con un solo objetivo, llevarse un premio alimenticio.

En muchas de las casas de este pueblo hay incluso hasta más de un can. A sus dueños no les molesta tenerlos amarrados, limpios y vacunados. Claro que atados a una soga no pueden vivir, ellos como animales gregarios que son necesitan libertad para correr y estirar las patas.

El control de los canes y otros animales domésticos proporcionarán una localidad más limpia y saludable. No hay necesidad de seguir sacrificando animales inocentes y sin hogar. La conciencia de cada terracero debe actuar ante este fenómeno. Transformémonos en encantadores de perros y démosle salud a este entorno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s