Rescatar a los franceses

Estándar

Por: Manuel Alejandro Hernández Barrios.

El Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de La Habana, ha aprobado la creación de un grupo para la conservación y cuidado de las ruinas arqueológicas en la Sierra del Rosario.

El sábado 29 de enero de 2011 quedó conformado el Grupo Arqueológico de Las Terrazas. Esta tropa incluye en sus filas a aficionados a los temas arqueológicos.

Cada uno con una misma labor, pero con objetivos distintos. Según el profesor Gabino de La Rosa Corzo “el grupo visitará las ruinas de los cafetales franceses El Contento y San Ildefonso, radicados cerca de los afluentes del río San Juan; y La Unión, San Pedro y Santa Catalina, ubicados en arroyos que desembocan en la Cuenca del Bayate en la Sierra del Rosario”.

“Se trata de un trabajo de restauración que no será costoso y su prolongación variará según las condiciones subjetivas del grupo. Su tarea principal será detener el acelerado proceso de destrucción que por agentes bióticos y antrópicos sufren las mencionadas estructuras”, agregó el experto de la Oficina del Historiador y miembro del Gabinete de Arqueología. La variedad de profesiones con que constará el equipo expone la rigurosidad que se llevó a cabo para la selección de sus miembros.

Son un poco de todo: Gabino de la Rosa como encargado principal; Henry Fernández Alomá, artista plástico cienfueguero y graduado de Geología, además cursa un posgrado en Arqueología en la Universidad de San Gerónimo; Analia Piña, encargada del Centro de Referencia del Ecomuseo de Las Terrazas, licenciada en Historia; Caneiro, miembro activo de la organización cubana Pronaturaleza y especialista en paisajes. Entre los menos especializados se encuentra Yalvis, novel en la investigación científica se especializará en los Sistemas Hidráulicos que presentaban los cafetales franceses, labor que le permitirá ampliar sus investigaciones con respecto a las aguas del área como nueva miembro de la comisión Pronaturalezade la zona; Cecilia, licenciada en lengua francesa, se encargará de reportar las plantas francesas introducidas en aquella época y registrará cual de ellas está extinta y cual todavía permanece. Los estudiantes universitarios no se quedaron atrás y sus esfuerzos por clasificar dentro de tan selecto club no fueron en vano. Tal es el caso de Osniel Hernández Graverán, cursante del sexto año de la Licenciatura en Medicina, interesado en los temas antropológicos y Yairiel Machado, delegado del primer año de la Ingeniería en Geología, que a pesar de su poca experiencia de campo está listo para descubrir todos los misterios que alberguen los muros y terrenos de las destruidas casas.

El grupo tiene como objetivo principal el rescate de las ruinas a través de dos sencillos métodos: Limpieza y Preservación. Para ello se utilizará una mezcla de agua con cal que garantiza la inmunidad de esos muros por unos veinte años. Este trabajo contribuirá al rescate de la historia, la tradición y la identidad tanto de la localidad como de la nación.

En conversación con el experto Gabino de La Rosa, éste comentó que la participación comunitaria será la encargada de fortalecer el equipo de trabajo y de darle el grado de exigencia y profesionalidad que una labor de esta magnitud exige.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s