Monstruo

Estándar

Para el amigo Rafael González.

Lezama fue un monstruo. José Lezama Lima es el monstruo más perverso que ha dado Cuba. Con sus extremidades transformaba la realidad y creaba un mundo al que él mismo llamó el Paradiso. A los monstruos se le encierra en cárceles de tiempo y luego se les libera con pasión. Los monstruos no tienen sentimientos rencorosos; el fantasma de Lezama no se le va a aparecer a aquellos que lo encerraron cuando el compañerito militante lo acusó.

Los monstruos no saben distinguir la fealdad; King Kong se enamoró de una rubia. Lezama se enamoró de la literatura, se enamoró de las palabras que tienen sentido y ese amor fue lo que le hizo usarlas tanto. A los enamorados no hay quien los entienda.

A los monstruos se les duerme con poesías. Lezama pensaba como Borges; se enorgullecían más de las páginas leídas que de las páginas escritas.

Los monstruos son irrepetibles, únicos, diferentes. ¿Quién se parece a Lezama? Acaso Cervantes, quizás el retrato de Dorian Gray. José Cemí es lo más parecido a Lezama que ha existido.

¿Cómo son los monstruos como Lezama?: Grandes, gordos, fuman y se encierran en cavernas oscuras y se alumbran con una vela de llama amarilla y no tienen compañía. Nunca salen de su encierro. Se someten a una prisión perpetua casi alejada de la realidad.

¿Tienen sentimientos los monstruos como Lezama? Los monstruos también extrañan, Lezama fue separado muy joven de su hermano de causa: Julio Cortázar. Ambos se cuidaban en la lejanía, pero cada uno conocía su deber. Lloran cuando pierden a los amigos, cuando no se les conceden sus deseos, pero es un llanto callado del cual solo son testigos las paredes de la caverna. No protestan, se someten. Se enamoran y por culpa de ese amor lloran.

José Lezama Lima es el monstruo que necesitan las sociedades. Es el dictador de las palabras, el tirano que somete su voz al silencio. Es el premio que nunca se le dio a aquel cazador de monstruos que quiso callarlo para siempre. A Lezama nadie lo callará.

Los monstruos tienen poderes y se imponen. Aterrorizan y se les tiene miedo. Cuando aprendemos de ellos no estamos tranquilos, siempre buscamos la forma de superarlos en combate. Ellos son fuertes, son paradigmas, son universales.

 

Anuncios

2 comentarios en “Monstruo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s