La imaginación contra la norma, la hora actual y futura de la prensa escrita cubana

Estándar

Por: Javier Macías Ortiz, estudiante de Periodismo

                     “Más de una mano en lo oscuro me conforta, y más de un paso siento marchar conmigo; pero, sino no tuviera, no importa, sé que hay muertos que alumbran los caminos”.

                                                                                                                      Silvio Rodríguez

(Todo quiebre de la norma  es una errata, bendita sea entonces la imaginación)

periodismoPocos años después, frente a la hoja en  blanco, quien escribe había de recordar la tarde en que su padre lo acompañó a realizar la prueba de aptitud. La Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana era entonces una casona en ruinas, de aulas angostas y calurosas. El mundo era tan viejo, que todo tenía nombre. Sin embargo, había cosas que seguir señalando con el dedo (ya no para nombrarlas).

  • Raíz

El desahogo es el “alivio de la pena”, la “manifestación violenta de un estado de ánimo”. Quien se desahoga, pudiera pasar por alguien que no sabe estructurar un discurso, alguien que atropella las palabras con otras, que es gritón, caótico, hablador imparable que no coordina. Pero todos los días coordinamos y hablamos bajito y estructuramos los discursos y acentuamos y usamos puntos y comas vaya que respetamos las normas y uno se cansa se cansa no solo de las normas sino de cosas que pasan cosas como mazorra o como nuestros medios en los cuales cuba es un país paradisíaco pero no sé ni por qué digo todo esto si lo que debo es remontarme al inicio al momento exacto en donde tenía en mis manos la prueba de cultura general la primera pregunta era decir quién era el autor de El viejo y el mar yo nunca he leído a hemingway pero sé que él lo escribió qué profunda es esta prueba me dije la segunda consistía en decir bueno mejor dicho en escribir quién pintó La jungla yo aunque soy del campo iba mucho a la habana iba a bellas artes y lam me requetegustaba al parecer la rubia que se sentaba en el pupitre de al lado no iba mucho a la habana ni a bellas artes el caso es que los pupitres estaban muy cercanos y ella miraba mi prueba seguro que le atrae mi caligrafía pensé y  ella observó con toda precisión como yo ponía lam con mi hermosa caligrafía de primaria y bueno pasé esa primera prueba la rubia también pasé la de redacción y la entrevista la rubia también en fin que fui seleccionado y ella también y la verdad quedé satisfecho con el proceso de selección cuánto rigor me dije sin embargo el nacional premio luis sexto de periodismo no opina lo que yo sino cree que la prueba de aptitud no es muy efectiva me lo dijo en una conversación y me lo dijo porque según él no se mide la actitud y porque según él el Periodismo es un modo de vivir de ver y de juzgar la vida y esas pruebas son un simple y pequeño índice yo pensaba que todo aquel que pasaba el filtro tenía madera pero sexto me dijo que no él me explicó que se estaban matriculando a alumnos que no tenían vocación que la enseñanza superior en cuba se ha convertido en una especie de deber todo el que termina el preuniversitario se siente arrastrado por la sociedad y la familia a estudiar una carrera universitaria tenemos un millón de universitarios pero la mitad de ese millón para mí no está graduada me aseguró luis no basta con esa prueba para ser brillante hace falta aptitud y actitud y para hacer periodismo hace falta una dosis de arte y leer mucho la lectura da la capacidad de juzgar y de juzgarte cómo es posible que un periodista no lea todos los días me dijo sexto y yo respondí que eso mismo digo yo y hay estudiantes que no solo no leen diariamente sino que no leen casi nunca recuerdo muy bien cuando el primer día de clases la profe iraida calzadilla preguntó en mi aula de matrícula de 40 cuántos leíamos y recuerdo nunca se me va olvidar no es ficción  es real que solo cinco levantaron la mano pero así somos los pre periodistas ¡escribir sin leer! que es como cocinar sin sal ni sazón horita luisito sexto sentado sobre un banco de parque me decía que para ser brillante hace falta aptitud y actitud estoy de acuerdo con él pero no con la definición que me dio más adelante pues luego me dijo que generalmente los alumnos brillantes se sientan en los primeros puestos yo respiré profundo pues según esta definición no soy tan bruto yo me siento en el medio también añadió que casi siempre sus alumnos más brillantes eran los más interesados alumnos que lo llamaban e iban a su casa a conversar un rato y entonces me avergoncé de mi opacidad porque yo nunca he llamado a un profe por teléfono ni he ido a su casa a conversar lo que pasa es que yo tengo prejuicios soy muy prejuicioso y me gustan las relaciones horizontales y ese traje de segundón no me lo pongo que le voy a hacer soy muy prejuicioso.

-Por favor, un vaso de agua.

Y estoy dejando a luis en pausa por el momento porque ahora estoy queriendo hablar de algunos profesores de quienes estamos estudiando periodismo y si hablando estoy utilizando mal el gerundio me declaro inocente la culpa es de los profes que andan diciendo que evitemos los gerundios que son complicados que los evitemos pero los muy “malditos” no enseñan a emplearlos correctamente tengo ganas de utilizar muchos adjetivos un río de adjetivos nos dicen que los rehusemos pero yo me pregunto entonces para qué existen tengo ganas de utilizarlos el granma es feo aburrido insípido maniqueo estricto hay profes que faltan y que llegan tarde y que no se preparan( “estoy cansado de los profesores que leen un Power Point o dictan un concepto o se suben al estrado y luego para colmo te interrumpen el sueño o la lectura”) y hay algunos que son sabios sin pedagogía (“estoy cansado de los maestros que aún no le han aclarado a los alumnos que todo lo que dicen es mentira y que la cuestión sería demostrarlo”) por suerte hay otros profes brillantes profes de prédica encendida que como diría retamar roberto fernández en sus clases nos introducen al universo pero no digo más sobre ellos recuerden soy muy prejuicioso y no quiero pecar de adulón así de malos son los prejuicios.

Y ya he hablado de los profes y de las pruebas y de los alumnos no sé si precisamente en este orden hoy no tengo normas ni orden que me perdonen pero hoy es mi día de desahogo es bueno liberar lo que uno siente lo que a diario calla y ya que he hablado de todo lo  anterior debo referirme al espacio físico donde interactúan alumnos y profes porque todo se desarrolla en un ambiente y ese ambiente es la academia no la que da esplendor y limpia y fija sino  las escuelas de periodismo no se me mal interprete no estoy diciendo que las escuelas de periodismo no den esplendor y no limpien y no fijen en fin que ese ambiente  son las escuelas de periodismo yo de ellas puedo decir cosas muy positivas uno siempre escucha por ahí que las academias son aburridas que no sirven para nada pero la verdad no puedo decir lo mismo cómo van a ser aburridas las escuelas de periodismo si es en estos espacios donde uno ve las muchachas más hermosas del planeta es en estos  espacios donde nos conectamos a internet “a la velocidad de la lanchita de regla” pero bueno supongo que hay cosas más trascendentes que decir y por eso le pregunto a luisito sexto quien fue a la universidad por puro trámite pues cuando comenzó a estudiar periodismo llevaba ya 15 años ejerciéndolo la academia es necesaria me dijo como mínimo es necesaria la cultura y ella se aprende en este espacio al menos la base de esa cultura la teoría del periodismo se ha profundizado mucho y ya no basta para saber hacer bien una entrevista saber hacerla tú puedes incorporar automáticamente la técnica en la estructura de una entrevista pero no te la puedes explicar teóricamente si no pasas la academia tengo la opinión de  que solo cuando logras explicarte teóricamente lo que haces en la práctica logras hacer bien la práctica tampoco creo que los periodistas deban quedarse con la cultura que les da la academia pues ese acervo es encapsulado en panoramas debe formarse en la lectura y la investigación sistemática para poder influir la opinión pública ser una voz y ahora contrasto la voz apologética de luisito con su propia voz crítica porque luisito cree que a veces la academia peca de absoluta de dogmática de tener la verdad y para ponerme un ejemplo me dice que ella la academia sitúa el surgimiento del lead en el siglo XIX y que sin embargo para él el primer lead está en el primer libro de la biblia en génesis “En el principio Dios creó los cielos y la tierra” el pobre luisito ya está medio ronco yo ahora me recuerdo de su frase para hacer periodismo hace falta una dosis de arte y el arte en el periodismo donde con más quilates se manifiesta es en el periodismo literario o literatura de no ficción o faction o nuevo periodismo o crónica  o periodismo narrativo o como quiera cada quien nombrarle  el periodismo literario es la forma suprema de periodismo  y no me importa si cometo el pecado de la academia no me importa si peco de absoluto dogmático tenedor de la verdad el periodismo literario es la forma suprema del periodismo y si queremos que haya buena prensa en cuba tiene que haber periodismo literario en cuba tiene que gozar de salud desde las aulas hasta la más sombría redacción de agencia yo bajo la cabeza cuando leo a martí porque martí josé pérez en una noticia hacía literatura y para finalizar este viaje a la raíz  le doy la palabra al grillo rafa y así ponga él punto final a estos razonamientos que involucran a estudiantes profesores  la academia y el periodismo literario las palabras del grillo rafa aparecen en la sección el punto de la revista gaceta la de cuba y ahí dice entre otras cosas que es insuficiente la  importancia que se le da  dentro de los planes de formación(de la academia)  a este modo de enfocar la labor periodística( al periodismo literario) y agrega:

«…Como docente de la asignatura Taller de estilo y narración  en la Facultad de Comunicación de La Universidad de La Habana, he percibido: primero, que a la altura de cuarto año de Periodismo los estudiantes poseen una ignorancia casi total de las escuelas, tendencias y autores, de los aportes notables que el periodismo literario ha hecho  a la divulgación de la realidad  y a sucesos de importancia histórica; segundo, una notable pobreza de herramientas básicas, en cuanto a redacción, normas estilísticas de la propia lengua en la que escriben y hablan, además de muy escaso conocimiento acerca de las distinciones  de los géneros periodísticos, y ni hablar de la carencia absoluta de conocimientos sobre las técnicas, leyes y procedimientos narrativos. Todo lo cual es imposible de transmitir por un profesor en apenas un semestre».

  • La prensa en sí

–       Mamá, por favor, un clordiazepóxido

No sé qué analizar primero si la forma o el contenido ojalá lópez sacha francisco y león eduardo heras no se enteren de que aún hablo de forma y contenido después que dijeron infinitas veces en un cursito de narrativas técnicas en el internacional instituto martí josé de periodismo que forma y contenido era para los químicos por ejemplo la forma del agua podía ser sólida líquida o gaseosa y el contenido de esta era el hidrógeno y el oxígeno que un periodista un literato debía hablar de discurso yo sigo hablando de forma y contenido pues soy pre periodista y como literato no me lee ni mi madre vayamos pues a la forma sin caer en cuestiones como la falta de policromía de nuestras revistas y periódicos y mucho menos sus  causas al estilo bloqueo habana miami al fin y al cabo charlot en blanco y negro fue es y será los productos comunicativos parecen hechos por una sola persona ¿DÓNDE ESTÁN LOS ESTILOS? No hay personalidad no hay sello propio se repite el mismo lenguaje rutinario cansón fácil ese lenguaje que nos habla de racionalidad/ merecido homenaje/ honrosa misión/ rinden tributo/ control/  jornada/ compatriotas/ productividad/ eficiencia/  se pasean libremente por las calles de Miami/ sistematicidad/ exigencia/ dulce gramínea/ nuestros cinco héroes prisioneros del imperio/ preciado líquido/ durante su estancia sostendrá conversaciones oficiales con/ el acto estuvo presidido por/ etcétera etcétera etcétera sobre esta cuestión el narrador ensayista y profesor de arte sacha lópez francisco opina que una de las cosas terribles del periodismo es la atonalidad todo es igual este mismo criterio lo  sostiene el periodista de la agencia prensa latina luis sánchez hugo la neutralidad es fea, aburrida, hay que lograr personalidad. A luisito sexto ya se le está mejorando la voz y por tanto se anima a decirme que apenas hay estilos personales, casi todo el mundo escribe desde una norma y los editores coadyuvan a eso  no quiere decir esto me dice que todos los medios sean iguales pero las características generales son la falta de interés y de arte pues están escritos de una manera muy pálida no tienen creatividad cuando uno lee los periódicos comenta podría llegar a pensar que la frivolidad es intrínseca al periodismo pero no tenemos por qué prescindir  de cumplir una función estética debemos ser capaces de interesar por lo que decimos y por cómo lo decimos ello puede  ser logrado a través del periodismo literario pues el periodismo literario conmueve tiene color fusiona la inmediatez con la circunstancia más honda narrado todo  con recursos literarios entre la literatura  y el periodismo me explica luisito  hay vasos comunicantes ambas son formaciones estilísticas  que se diferencian en sus fines y no siempre en los procedimientos entre los fines del periodismo se encuentra informar educar interpretar entretener mientras que el fin de la literatura es producir placer estético emoción recuerda me dijo sexto el periodismo no tiene por qué prescindir de cumplir una función estética puede mezclarse y tomar recursos de la literatura luisito estaba un poco apurado pues tenía que hacer unos trabajos para juventud rebelde me dijo que nos veríamos pronto para seguir la conversación yo no teniendo nada más que hacer abrí la revista gaceta la de cuba y allí me enteré una vez leída la entrevista  que le hizo luis raúl vázquez a ambrosito fornet que en cuba en los años 60 la literatura se alió con el periodismo que esta alianza tuvo su antecedente en el nuevo periodismo norteamericano en la generación perdida leyendo la revista me dan ganas de haber vivido los años 60 pues en ese período se olvidaron las reglas se unieron las técnicas del periodismo y la literatura los reportajes se pensaban como cuentos con la diferencia de que la historia era verdad existía la intención del autor de dirigirse a alguien  como en un diálogo y eso es algo que le parece hoy perdido a ambrosito en el periodismo  cubano.

 Ambrosito opina que el periodismo que se hace hoy en cuba es muy oficial muy estirado y que la dimensión literaria dentro del periodismo  se perdió porque se dividió la parcela los periodistas se dedicaron a la ideología y los escritores al arte esa parcelación comenzó un poco antes del quinquenio gris:

«Creo que fue en el 68, cuando el supuesto Leopoldo Ávila, desde las páginas de Verde Olivo, aludió a esa separación. Decía que los escritores éramos unos desideologizados. Para él, no tener ideología era no coincidir con los criterios de algún funcionario de turno… Yo no tengo por qué coincidir obligatoriamente con los criterios de nadie…El resultado fue la separación de la literatura y el periodismo».

Paso unas hojas de la revista y me encuentro que según leonardito  padura en la década de los ochenta el periodismo logró zafarse de la institucionalización de su función descarnadamente propagandística y el lógico ascenso  de la mediocridad de los confiables por encima de los sospechosos de siempre que hubo un renacer del periodismo literario en cuba pero que este hoy forma parte de la crónica pasada  del ejercicio periodístico en el país  y una más de las muchas víctimas de la masacre del período especial cuando no solo desapareció esta modalidad sino incluso casi la prensa en cuba situación que llevaría a expresar al escritor mexicano paco ignacio taibo II hace algo más de 20 años que cuba era el país con mejores periodistas y con peor periodismo que alguien podía imaginarse. Dice leonardito:

«La drástica crisis económica y social que se produciría en Cuba a partir de los años 1990-91 decretaría la muerte de este experimento, al desaparecer sus soportes y las condiciones en que había florecido. Pero, llegada la recuperación, el destino del periodismo no sería el mismo que tendrían la literatura y otras manifestaciones artísticas que pudieron aprovechar las rupturas y transformaciones sociales de esos años oscuros para renovarse, potenciarse y crecer. El periodismo, atado a sus dependencias y a conceptos que hoy incluso hasta la dirección del gobierno, el Estado y el Partido (regente de los medios oficiales en Cuba) miran críticamente, no consiguió saltar hacia delante, sino que fue obligado a inmovilizarse o a trabajar mediante campañas, coyunturas y empujones programados (¿como los apagones de los 90?)».

La revista gaceta la de cuba está muy interesante paso unas cuantas páginas y llego hasta el ya citado artículo de rafaelito el grillo que hace unas horas no pude terminar y ahora aprovecho para hacerlo el grillo rafa comunica unas cuantas cosas en las que vale la pena detenerse pues no solo analiza desde una mirada crítica la situación actual del periodismo literario sino que también propone soluciones, dice:

«En mi opinión, el periodismo literario en Cuba, más que en recesión, está casi desaparecido, cuando no confinado a  muy pocos espacios determinados en los que aún sobreviven algunas muestras(rafaelito el grillo cita como ejemplos de esos espacios a un barbudo caimán, las revistas Cine cubano y Revolución y Cultura y otras como Opus Habana y Arte Cubano).

»Este tipo de periodismo necesita una posibilidad de despliegue  en cuanto a espacio y también tiempo en su elaboración, que hace imposible casi que se sostenga dentro de nuestras escasas (además de pocas páginas) publicaciones diarias. En otras revistas como Bohemia, llamada por su frecuencia quincenal y su cantidad de páginas a permitirse espacio para el periodismo literario, sin embargo, no se le da cabida, como sí sucedió en pasadas épocas, como aquellas “doradas” de los 80. Para la supervivencia y ampliación de este modo de hacer periodismo haría falta que existieran en Cuba los archiconocidos suplementos  de fin de semana que tienen los periódicos o las publicaciones llamados hebdomadarios(semanales) o las de frecuencia mensual.

»… el periodismo literario no es solo para reflejar los temas culturales, sino que desde sus presupuestos pueden abordarse todo tipo de temáticas: sociales, económicas, políticas, deportivas, internacionales, etc.

»Otra solución está en el ámbito editorial del libro, porque hoy es el espacio privilegiado para la publicación de estas investigaciones de mayor calado y excelencia escritural. Lamentablemente, la literatura conocida como de no ficción, que aborda los temas de la realidad, no posee editoriales propias ni muchas oportunidades dentro de los intereses de las editoriales ya existentes. ¿Por qué no crear un sello editorial específicamente para este tipo de libros? ».

Ahora quiero hablar del contenido de nuestra prensa y de las causas endo y exo que lastran la labor periodística en nuestro país yo realmente no sé si vivo en cuba mi cuba no es la cuba de los medios en cuba hay dos cubas la oficial y la real yo quisiera que solo hubiera una la verdadera esa que soñara martí con todos pero en ese todos está también la jinetera el anciano que mendiga por locura desvergüenza o necesidad el obrero que roba pero no se considera ladrón pues el salario no alcanza y hay que dar de comer a los hijos el adolescente que no pertenece a la ujc porque solo ve en ella reuniones y dogmas pero si un  día este país amanece bajo el horror de la guerra iría de primero al combate sin que nadie lo exhorte o empuje el policía honrado y respetuoso pero también el corrupto sin virtud ni cultura el médico desinteresado pero también el que pasa en la cola de pacientes a los que jaba en mano le traen regalos el  joven que cree útil el servicio militar obligatorio pero también el que lo considera un atropello una colosal pérdida de tiempo el deportista que sella su futuro junto al del pueblo que le vio                                                                                                           erguirse pero también el que se va buscando alivio económico silvio rodríguez  pero también celia cruz alejo carpentier y guillermo cabrera infante fervorosos de la revolución y opositores nunca caeré en la falta de respeto de llamarles gusanos un país así completo es el que yo quiero leer ver en tv escuchar en la radio cuando esto ocurra entonces quizás se cumpla el sueño de martí el sueño de martí aún no se ha cumplido los sueños sueños son pero nada cuesta soñar.

En las Orientaciones del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba para incrementar la eficacia informativa de los medios de comunicación masiva del país, aprobadas en febrero de 2007, se reconocen determinados problemas y con vistas a solucionarlos  se trazaron una serie de lineamientos. Veamos fragmentos del citado texto:

«… al margen de la política oficialmente establecida, que tiene en cuenta que por la constante agresión del imperio, recrudecida en los últimos años, no siempre es conveniente  abordar un  tema, pues podría revelarse una estrategia  o un programa antes de que existan condiciones para ello, continúan manifestándose tendencias negativas que dificultan la normal circulación  de la información y el ejercicio del periodismo…

(…)

»Un problema cada vez más recurrente es que, por desconocimiento de la política o incomprensión, funcionarios de organismos estatales se arrogan  la facultad de decidir sobre la conveniencia de que se divulguen o no informaciones no secretas ni de carácter puramente interno y que tienen, sin embargo, verdadero interés público.

»Con relación a esto el Buró Político reitera  que la prerrogativa de decidir lo que difunde un órgano de prensa corresponde  exclusivamente  a los dirigentes del trabajo periodístico, quienes deben asumir enteramente esa responsabilidad…

»Otro aspecto negativo es la dificultad creciente para que los periodistas  accedan  a las fuentes de información. Dirigentes y funcionarios estatales a todos los niveles  suelen evadir el contacto con la prensa, porque no se consideran autorizados para difundir determinadas informaciones  de interés que, realmente, no constituyen secretos, y en ocasiones, al acceder a ello, imponen excesivas limitaciones. Además, se hace cada vez más común encontrar lugares (no vinculados a la defensa, la seguridad y el orden interior, que obviamente requieren de un tratamiento diferenciado) donde ha sido prohibido  o se hace muy difícil el acceso de la prensa porque se necesita autorización para ello de la máxima autorización del organismo, lo cual resulta lento, engorroso y poco práctico.

»Estos problemas tienen que ser encarados a partir de la comprensión  de que la materialización del derecho de nuestro pueblo a la información pública es una obligación del Estado y una responsabilidad del Partido. (El subrayado es mío)

»Sin dudas, el aspecto más polémico de la política informativa  es lo relacionado con el ejercicio de la crítica  en nuestros medios de difusión. Ante un señalamiento crítico  aparecido en la prensa  es común la reacción  de rechazo de los dirigentes administrativos implicados, que en ocasiones pretenden involucrar  en la respuesta a colectivos obreros, no enfrentando así el problema denunciado, sino al periodista y al medio que lo saca a la luz pública. Otras veces se invoca, sin razón alguna, y traspolándolo de situaciones  de real afectación para el país, el argumento de la inconveniencia de señalar determinada deficiencia “para no hacerle el juego al enemigo”, cuando realmente lo que se busca es cuidar una supuesta buena imagen.

»El ejercicio de la crítica es  algo inherente a la actividad periodística (…) Sin embargo, lo que debía ser consustancial a la labor de la prensa, el llamar por su nombre  a las deficiencias en la producción, los servicios y la vida social, para coadyuvar así a su enfrentamiento oportuno y  solución, está pasando a ser algo esporádico. En ello influye también la autocensura  de algunos periodistas, por temor a errar o a “buscarse problemas”. (El subrayado es mío)

»También realiza un daño a la labor ideológica que desarrollamos la existencia de vacíos informativos, supuestos “temas tabúes”. Está demostrado que los temas más complejos pueden ser tratados, a partir de un alto sentido de responsabilidad política y profesionalidad periodística… (El subrayado es mío)

(…)

»…hay que dar una lucha permanente contra el periodismo plano, intrascendente, que no imprime a cada edición su sello propio…». (El subrayado es mío)

Es amargo constatar que han transcurrido más de seis años luego de las Orientaciones del Buró Político y continúan los mismos problemas,  el espejo donde la prensa proyecta la nación sigue reflejando lo mismo. Y uno puede llegar a cansarse.

Yo tengo un amigo que tiene barba de talibán cuerpo de quijote y un poderoso cerebro ese amigo al cual quiero con cariño como de hermano  se llama manuel alvarez carlos  y en sus decentes crónicas obscenas ha escrito sus gritos del alma su desahogo impostergable sus cansancios que comparto veamos parte de lo que nos dice en su crónica Antes que anochezca: Estoy cansado de la prensa y de lo que no es la prensa del enclaustramiento de las noticias y los discursos sin amor y sin causa estoy cansado de que la política nos viole y se meta en nuestros cuartos y en nuestras conversaciones de sobremesa pero también estoy cansado de los pacifistas y de los que creen que la historia es poca cosa estoy cansado de los funcionarios que dicen esto sí esto no esto se puede decir o ya veremos estoy cansado de los obreros burócratas sin capacidad alguna de redención y de los censuradores de corbata y bolígrafo plateado en el bolsillo gris de la camisa estoy cansado del que suprime una línea del que suprime dos del que se calla cuando suprimen estoy cansado de que la herrumbre de los medios la maquinaria decadente de la infra y la superestructura oxide honestidades y virtudes estoy cansado de aquel que le conviene la censura porque si no hubiera censura no tendría salario ni ocasión estoy cansado de que nuestros mejores talentos publiquen en lugares dispersos o no publiquen o escriban para cien lo que debieran leer nueve millones estoy cansado del periodista cultural que no ha leído a Stendhal estoy cansado del periodista nacional que no ha leído a Steinbeck estoy cansado del periodista internacional que no ha leído a Machado estoy cansado muy cansado del periodista que quiere y cree que puede escribir de deportes sin haber leído a Dostoievski estoy cansado del que no dice ni siquiera lo que le permiten pues teme perder el faster las próximas Olimpiadas los siguientes Panamericanos estoy cansado de que las imágenes del noticiero las ondas de radio y la tinta impresa sean el mismo putrefacto cadáver estoy cansado de que el periodismo no haya hecho o no haya podido hacer lo que debía y haya dejado las prostitutas y los balseros y los bisneros en manos de la literatura y que gracias a ello ahora no tengamos ni periodismo ni literatura ni economía estoy cansado del adulón de los Premios Nacionales estoy cansado por supuesto de los Premios Nacionales estoy cansado de tantos premios y tan poco periodismo estoy cansado del estudiante que se entrega y por ver su nombre en pantalla o en la página ocho del domingo cubre abanderamientos o simposios o desfiles en fechas significativas estoy cansado de que la portada del Granma diga que donde empieza el deber termina la amistad estoy cansado de una bazofia así oportunista y sin sentido de las cartas de los viernes pero también de los reportajes sobre las uñas largas y los piercing en la nariz.

Mi amigo con barba de talibán en otra  decente crónica obscena suya titulada Carne de cañón nos dice:

«Ustedes pensarán que mi aversión hacia el Granma es congénita. Y sí, es congénita. Ustedes pensarán que yo les falto el respeto, pero no, son ellos los que me faltan el respeto a mí. Como me lo falta el noticiero. Y como me lo faltan tantas otras cosas que no dicen ni dirán lo que tienen que decir y lo que la gente en definitiva tiene que escuchar y que siguen haciéndole un daño terrible a este país.

(…)

»La prensa habla de la identidad y de la cubanía de una manera tan vulgar, tan ramplonamente desacertada, cada cinco segundos, y en la excusa de cualquier  tema, que Cuba parece un país sin historia, un país sin raíces, altisonante, un país que impone desaforadamente su condición de ser. ¿Qué conclusión yo saco? Que el Granma, y todo lo que se parece al Granma, por exceso o por defecto, de un lado y de otro, clasifica como la antinación». (El subrayado es mío)

Cuba parece un país sin historia decía manuel álvarez carlos y es cierto nuestra HISTORIA aún no se ha escrito completamente se ha revelado solo una parte  en la prensa escrita y en esa parte antes del 59 todo gobierno  aparece como despótico y luego del primero de enero asistimos a un cambio luminoso en esa parte revelada nuestros héroes son inalcanzables incapaces del miedo y las debilidades humanas no lloran son “valientes y decididos” como dicen nuestros niños no podemos caer en el abismo a que la glasnost llevó a la unión soviética pero algo debe cambiar yo recuerdo una conversación que tuve con bianchi ciro le pregunté si al humanizar la historia se corría el riesgo de la desmitificación de paradigmas la pérdida de la identidad y él me respondió:

«No creo que se corra riesgo por decir la verdad. Nos hemos acostumbrado a una historia muy maniquea donde todos los protagonistas son muy buenos o muy malos y nadie tiene términos medios.

»La historia está llena de mentiras- comenta, y cita como ejemplo el caso de los presidentes Grau San Martín y José Miguel Gómez, valorados hoy negativamente sin tener en cuenta aspectos positivos de sus mandatos.

»No podemos olvidar que Grau firmó los decretos revolucionarios del Gobierno de los Cien Días y que José Miguel Gómez, si bien es verdad que robó, fue general en las tres guerras. Ningún gobernante cubano lo antecedió (a José Miguel Gómez) en la preocupación por la atención de los niños con enfermedades mentales, reconstruyó las escuelas del país y creó el primer Ministerio de Salud Pública en el mundo».

En aquella conversación bianchi ciro me dijo los que a su juicio eran los principales problemas que presentaba la prensa problemas que aún persisten estos eran la falta de amenidad las diferentes interpretaciones que hacen los medios de la política cultural la autocensura más que la censura la falta de espacio la confusión de géneros y el intrusismo profesional.

A mi memoria viene ahora  una charla que tuve  con tamayo rené periodista de juventud rebelde casualmente la charla transcurrió sentados sobre el mismo banco de parque en el cual hace un rato conversaba con luisito sexto en aquella charla renecito tamayo me habló de algunas dificultades que afrontaba  el periodismo me decía:

«La generación de información supone buscar algo nuevo. No siempre, o casi nunca, se tiene la oportunidad de encontrarlo, o los condicionamientos extra profesionales impiden esa posibilidad, porque se ignora, se esconde o se trata de ocultar.

»La información en Cuba está determinada por la falta de atractivo que le han impuesto las mediaciones y la tergiversación que hay de la función del periodismo dentro de la sociedad. Está influyendo mucho la propaganda y sobre todo la información institucional, y esta última, a menos que sea novedosa, poco conocida o atractiva, deja de ser noticia; sin embargo, las mismas obligaciones informativas que tienen los medios de comunicación fuerzan a dar cobertura y gastar energía y dinero en la construcción de esas informaciones de bien público, y eso es en el mejor de los casos.

»En Cuba la información periodística está sesgada por necesidades no siempre armoniosas con el ejercicio técnico-profesional y la función social del oficio. Internamente padecemos de un grupo de mediaciones tremendas, desde la influencia de los decisores hasta la educación y la cultura institucional y popular sobre la función y el rol social del periodismo y los periodistas.

»Pero también existen necesidades determinadas por las excepcionales condiciones histórico-sociales de nuestro país, circunstancias exógenas  que imponen una agenda informativa ajena al ejercicio “pulcro”, “puro” y “aséptico” del periodismo.

»Ahora, ¿es el periodismo una entidad externa, ajena a la sociedad, que se pueda dar el lujo de hacer un periodismo “pulcro”, “aséptico” y “puro”? Yo pienso que no, porque es parte de toda la construcción social, en especial de las construcciones socio-culturales y político-ideológicas de una realidad, y que al final están condicionadas por lo económico. Esas son las cosas que determinan la manera de seleccionar, de hacer y de publicar la información en Cuba. En otros países hay otras maneras que no son ni mejores ni peores.

»El periodismo nuestro es una construcción de servicio, en otros lugares es un establecimiento de dominación. Es la sinergia del poder, que es único, aunque se presente como múltiple. ¿Establecimiento de dominación o de servicio? Ninguno es mejor que el otro, cada uno cumple su función dentro de la organización social que escogió cada nación-o se le impuso».

Luisito sexto por fin llegó de juventud rebelde ya yo estaba un poco aburrido sobre el banco de parque y por eso me venían a la memoria conversaciones pasadas yo creo que luisito lee la mente porque sin preguntarle comenzó a hablarme de causas endógenas y exógenas de la mala leche del periodismo para él este está desprofesionalizado recuerda me dijo la profesionalidad no la da el diploma de la universidad sino el ejercicio continuado entre personas capaces de aportarte algo y prosiguió con las causas endo los escritos están concebidos con el empeño de no despertar el interés en nadie no hay concepto de creación y ni hablar de la enorme confusión de géneros luego se animó a conversar sobre las causas exo aquí lo principal es el tutelaje que media la labor del periodismo el tutelaje siempre te viene por alguna parte aquí el dueño es el partido a veces el partido no sabe ser dueño de sus medios no los sabe usar no se da cuenta que el periodismo responde a leyes que esas leyes no se pueden violar impunemente y cuando se violan pierde toda la sociedad empezando por el partido que hace que sus medios pierdan credibilidad pero cuando ya sus medios pierden credibilidad  es porque el partido ya no la tiene tampoco.

  • Mañana ¿?

El futuro de la prensa escrita cubana es una caja de Pandora: habrá males que serán la prolongación de los actuales y lo más importante, ESPERANZA. ESPERANZA porque como me aseguró luisito en la medida en que la infraestructura económica se modifique la superestructura va a tener que abrirse necesariamente, si no el choque va  a ser demasiado violento. ESPERANZA porque la nueva hornada de periodistas mira con ojeriza la prensa actual y si no toda tiene la capacidad de transformarla los más capaces están abocados a hacerlo. ESPERANZA porque parte de la prensa tendrá que estar libre de tutelaje partidista u oficial o caerá más abajo del fondo.  O se transforma o cae más abajo del fondo que es igual a derrumbe y cuando haya derrumbe se erigirán entonces los sueños. ESPERANZA porque el ciberespacio ensancha libertades, porque hay un pueblo que comienza a discutir sobre el bache de la esquina en voz alta. ESPERANZA porque la gaceta la de cuba y barbudos caimaneros  hicieron un alto de atención y abrieron la puerta hacia lo que avizoraron llegará en el ámbito  del periodismo nacional más temprano que tarde “porque la inexorable lógica  de la realidad así lo exige”. ESPERANZA porque  aunque la realidad nos abofetea el rostro el ser humano es terco y cree en un horizonte mejor y llega a ese horizonte o se aproxima a ese horizonte o la realidad sigue abofeteándole el rostro pero muere buscando ese horizonte.

¿Cómo debe ser esa prensa de mañana? …Yo  solo quiero un periodismo con color, creativo, que se parezca a la realidad. No pido más.

Este trabajo (que no fue trabajo pues me divertí mucho) fue posible gracias a:

  • Las charlas con Luis Sexto,  Francisco López Sacha, Eduardo Heras León, Hugo Luis Sánchez,  Ciro Bianchi y René Tamayo.

Las consultas a:

  • Las crónicas de Carlos Manuel Álvarez Antes que anochezca y Carne de cañón, disponibles en su blog Crónicas obscenas (crónicasobscenas.wordpress.com).
  • La Entrevista de Luis Raúl Vázquez a Ambrosio Fornet titulada Ambrosio Fornet: “en los 60 la literatura se alió con el periodismo”. La Gaceta de Cuba, marzo-abril 2/2012, pp. 18-21, ISSN 0864- 1706.
  • El artículo de Leonardo Padura Periodismo literario cubano: un cadáver exquisito. La Gaceta de Cuba, marzo-abril 2/2012, pp.35-36, ISSN 0864- 1706.
  • El Artículo de Rafael Grillo titulado No parece pocoLa Gaceta de Cuba, marzo-abril 2/2012, p. 64, ISSN 0864- 1706.
  • El número 375 de El Caimán Barbudo, marzo-abril de 2013.
  • Las Orientaciones del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba para incrementar la eficacia informativa de los medios de comunicación masiva del país (2007).
Anuncios

2 comentarios en “La imaginación contra la norma, la hora actual y futura de la prensa escrita cubana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s