La Vida

Estándar

Antes las divergencias de la maldita vida estuve. De frente me encontré ante ellas con fuerza pero sin ganas. Me faltó otra botella. ¿O me faltaron las ganas? Es imposible escribir dentro de los márgenes de la formalidad. Uno siempre quiere ofrecer los mejores valores, pero la vida le enseña más que eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s