Gestionar el futuro

Fidel Hernández, Premio Provincial de Medio Ambiente 2015
Estándar

Más de una especie está en peligro. El ser humano es el mayor responsable, por su transgresión constante contra la naturaleza. La industrialización y el consumo desmedidos conducen a la destrucción de lo que pudo ser el paraíso. Pero existe más de una alter-nativa para salvar al planeta desde nuestro pedacito.

Para Fidel Hernández, director de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario, la gestión ambiental es lo más próximo a una solución, la línea de trabajo que más contribuye a administrar un área protegida. Conforma una estrategia de varias facetas: investigación, monitoreo, conservación, protección y educación ambiental.

Fidel Hernández, Director de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario

Fidel Hernández, Director de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario. Galaronado con el Premio Provincial de Medio Ambiente 2015.

“La administración de una zona protegida se realiza a partir del conocimiento y estudio de sus recursos naturales bióticos (seres vivos) y abióticos (cuevas, afloramientos rocosos, paisajes…), además de los valores históricos y culturales, a fin de planificar y gestionar el desarrollo.

“Para la gestión ambiental, como conjunto de diligencias conducentes al control integral del sistema ambiental, se emplean como estrategia básica los planes de manejo: son programas quinquenales elaborados por investigadores y especialistas, mediante talleres comunitarios para marcar tendencias y líneas de trabajo; permiten conocer las actividades principales donde incidir más.

“A través de la gestión ambiental, el desarrollo sostenible procurará conseguir un equilibrio adecuado del desarrollo económico, el uso racional de los recursos y la protección y conservación del entorno natural. Varias acciones ejecutivas contribuyen en el empeño, como la Junta de Administración, que es la asociación interna del área”.

Asimismo, una Junta Coordinadora Provincial formula lineamientos y políticas entre los entes rectores y poseedores de espacio que inciden en la región del área.

Esta última la integran: la Estación Ecológica Sierra del Rosario, Flora y Fauna, Citma, Servicio Estatal Forestal, Cuerpo de Guarda-bosques, Minfar, Instituto de Planificación Física, Recursos Hidráulicos, Suelos, Oficina Nacional de Servicios Pesqueros, Tropas Guardafronteras y el Mintur.

Lelieth Feyobe, especialista de la Dirección Provincial del Citma, explica que ese consejo se reúne de modo ordinario cada tres meses; sin embargo, puede hacerlo de modo extraordinario cuantas veces sea necesario. El jefe del Consejo de la Administración preside la Junta y la Dirección Provincial del Citma ejerce la secretaría. Su función es mediar en la implementación de la política medioambiental y trazar la estrategia para materializar el plan del sistema provincial de áreas protegidas.

La efectividad de la gestión ambiental en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario propició la reducción de los incendios forestales este año.

Por otra parte, continúa el proyecto Trabajo de Investigación y Monitoreo para el Control de Especies Exóticas Invasoras. Rider Baños, especialista ambiental a su cargo, refiere que las plantas más agresivas son el charaguito, la pomarrosa, la aroma, el marabú y el tulipán africano; las del reino animal son el pez gato, la mangosta o hurón y el perro jíbaro.

También se logra la promoción de la Educación Ambiental en cinco círculos de interés de varias escuelas, los cuales realizan diversas acciones durante todo el año, como conferencias, cursos, charlas, talleres de papier maché y caminatas, explicó Yadelin Goenaga, maestra de quinto grado al frente de uno de estos, con 21 estudiantes del centro mixto República Oriental del Uruguay.

Yadelin Goenaga, maestra de quinto grado del centro mixto República Oriental del Uruguay

Yadelin Goenaga, maestra de quinto grado del centro mixto República Oriental del Uruguay. Foto: Humberto Lister

Otro éxito lo hallamos en el proyecto Conservación de la Biodiversidad Agrícola en Reservas de la Biosfera, con el cual se pretende estudiar las siembras de algunos campesinos, para saber qué cultivan y su importancia.

Se lleva a cabo mediante ferias campesinas, la creación de un banco de semillas comunitario y el intercambio de estas, a favor de incrementar la diversidad agrícola en esta Reserva. En 2014 estaba conformado solo por 20 familias, ahora son unas 80.

Un referente obligado para lugareños y foráneos es este paraje artemiseño, en el cual andan de la mano del futuro la naturaleza, con su biodiversidad, y el accionar de expertos y gente común, pero todos enamorados de sus raíces y del verdor que les rodea.

Tomado de:

https://artemisadiario.cu/noticias/gestionar-futuro

Foto: Humberto Lister

Foto: Humberto Lister

Foto: Humberto Lister

Foto: Humberto Lister

 

Anuncios

Un comentario en “Gestionar el futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s