Notas (I)

Estándar

Cada día huyo más de las fastuosidades. Cada vez me acerco más a una realidad alternativa que no proponen los medios de comunicación nacionales. Evito ser súbdito del noticiero nacional de televisión y del oficialismo. Pero, se me ha hecho difícil escribir sin ser criticado, y la moda que impone la farándula cubana no la paga mi salario de militante. Aunque esa moda que imponen en las esquinas más visitadas de mi ciudad a mi no me interesa mucho.

Hace poco hablaba con un compañero de ejercicios y me contó que el día anterior a nuestra conversación se había comprado una muda de ropa en 170 cuc. El chino es “tocador de la tela” y no le gusta decaer. pagó 100 por los tenis Nike, 40 por el “bala ripiao” y “30 por una lima de mezclilla”.

Para mi, y para mis amigos vivir es caminar por la cuerda floja, cuando debería ser correr y correr para sentir cada vez con más fuerza el viento en el rostro.

Sin embargo, siento que no todo será naufragio y desesperanza. Ahí está el futuro que trae sorpresas. Aunque creo que las sorpresas son como las espinas en la rosa. El destino juega con los hombres como lo hace el viento con el polvo. Y esa ventisca a veces queremos quemarla demasiado rápido y nos abrazamos defendiendo un criterio cuando el fuego se extingue por fin, y como dijo el poeta, somos menos que una lágrima en el rostro del tiempo. Todo ha sido un juego. Y, aunque aprendamos a coger las cosas en serio, a los hombres de principios el fuego se nos extingue y no podemos respirar con libertad.

Anuncios

Un comentario en “Notas (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s