Donde habita el orgullo

Estándar

Comunidad Las TerrazasEn la actualidad no se pueden manosear ideas sobre el Desarrollo Sostenible sin hablar del Ecomuseo Comunidad Las Terrazas. El lugar es como un embaucador espejo donde se refleja la belleza del progreso del pueblo en confluencia con la naturaleza, sustentado por sus propios habitantes y establecido para ellos desde hace más de tres décadas.

Un Centro de Referencia del Ecomuseo, ubicado en el Centro social, cultural y comercial del lugar, alberga las referencias a la historia local y expone los ejemplos y experiencias del fluctuante suceder comunitario para el curioso visitante o el investigador preguntón. Sus muestras sintetizan y dan fe del compromiso de la Comunidad de respetar y conservar el patrimonio histórico-cultural.

Esta sala se enriquece con las investigaciones sociales, las encuentas periódicas, la búsqueda arqueológica, las exploraciones medioambientales y las curiosidades históricas consecuentes con su ubicación geográfica.

En la región convergen ruinas antiguas haciendas de unos 34 cafetales edificadas entre la exuberancia de la Sierra del Rosario por colonos franceses, tras la revolución haitiana (1791-1804). La conservación de sus arcos y paredes depende de los pobladores e investigadores, pero está a cargo de la dirección del Centro de Referencia en la persona de Analia Piña, devenida terracera por el tiempo y el amor.

La especialista, en pasadas conversaciones ha comentado que ese proceso de preservación a nivel arqueológico incluye sitios de significación donde se aprecien las huellas del auge de esa modalidad de plantación cafetalera. Un mapa ilustra el pasado auge cafetalero y varias gigantografías los restos de aquellas antiguas casonas, almacenes, áreas del proceso fabril, muros y presuntos barracones para los esclavos.

Los testigos que por allí pasan también aprecian archivos históricos como documentos de tenencia de tierra entregados a los campesinos, una carta del General Pedro Díaz durante la Guerra Necesaria e la que se informa sobre la muerte del Titán Antonio Maceo y que fue redactada en un campamento cercano a las oficinas que rigen el Complejo Turístico.

Además una muestra fotográfica exhibe la simbiosis del mundo verde y silvestre de la serranía, con la modernidad de las edificaciones de la comunidad, las cuales poseen techos a dos aguas de teja criolla, ventanas de madera de dos hojas, y están adornadas con los colores anaranjado, azul y blanco, que recuerdan una fuerte influencia del pop-art en el momento en que fueron diseñadas.

En otra pared un mural gigantesco muestra las fotografías de los embrionarios pobladores de la comunidad, campesinos con olor a humo de carbón, además de otros fundadores, constructores y choferes que colaboraron con la vorágine constructiva, de los hijos de aquellos primeros habitantes, de los actuales pueblerinos y hasta de las nuevas generaciones que por allí rondan.

El Centro de Referencia es como una postal del patrimonio cultural y natural de la campiña, donde los visitantes encontraran vivencias e información documental al recorrer la instalación de la mano de especialistas en historia local. En el sitio se referencia la confluencia de una peculiar biodiversidad con la rica tradición campesina, aspectos que conforma el orgullo terracero. Una imagen que se sostiene por su atractiva propuesta de desarrollo y adquiere fama por su auténtico turismo de naturaleza.

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios

manu.hdez32@gmail.com

Anuncios

Un comentario en “Donde habita el orgullo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s