La перестройка de una vida

Estándar

Cuando su mano (y no el aire) cerró la puerta, sentí que todo quedaba atrás: una vida, muchos sueños, deseos mutilados, ganas a medio explotar, palabras por decir y un abrazo que nunca más podría dar. La soledad de aquella calle caminó a mi lado por varias cuadras, luego, al verme llorar, me abrazó. ¡Todavía hoy lo hace! No sé si por lástima o protección, pero al menos ella me abraza… Escribir fue una salida…obviar el dormir la mejor opción para quien deseándolo no lo conseguía. De todo aquello no veía lecciones, ¿es que acaso las había? Tiempo después перестройка fue un eslogan de obligado cumplimiento para quien ya cansado deseaba algo…alguna cosa…pero que fuera algo… Hoy la перестройка se hace efectiva con cada jornada que queda y aquel sillón contiguo, aunque lento, se aproxima al final de su prolongado movimiento.

El Blog de Yuliesky Amador

Antecedida por una tarde que pasó lento y un beso que nunca se dio, llegó la noche marcada por un día cargado de deseos de cambio. Físicamente estaba en el sillón contiguo, pero no pasaba lo mismo con su pensamiento: no era yo su ideal para esperar el nuevo día.

Me levanté con ganas de no hacerlo, caminé a la habitación y aunque quise regresar, abrazarle y decirle…….no lo hice. Mi orgullo y dolor dominaban mi ser en aquel instante. Es cierto que en más de una ocasión pedí terminar con todo aquello, pero nunca imaginé que fuese así. ¡La noche sirvió de testigo a mis fuerzas prestadas! Le abracé tan fuerte que todavía llevo las marcas de su pecho. Yo no quería soltarle. Sin embargo, quien había sido mi mitad, sólo pensaba en apartarse. Fueron muchos los por qué seguidos de un silencio de esos que enfrían el alma; lo que llaman amor sirvió de escudo por algunos minutos…luego, yo mismo arrojé toda armadura y preferí una lágrima superada por la derrota, antes que decir: Acepto esto, terminemos entonces…

Cuando su mano (y no el aire) cerró la puerta, sentí que todo quedaba atrás: una vida, muchos sueños, deseos mutilados, ganas a medio explotar, palabras por decir y un abrazo que nunca más podría dar. La soledad de aquella calle caminó a mi lado por varias cuadras, luego, al verme llorar, me abrazó. ¡Todavía hoy lo hace! No sé si por lástima o protección, pero al menos ella me abraza.

A partir de entonces dudé sobre la veracidad de doce meses en el calendario. El mío tenía más y los días superaban las horas habituales seguidas de noches poco comunes por rozar la eternidad. Escribir fue una salida…obviar el dormir la mejor opción para quien deseándolo no lo conseguía. De todo aquello no veía lecciones, ¿es que acaso las había? Tiempo después перестройка fue un eslogan de obligado cumplimiento para quien ya cansado deseaba algo…alguna cosa…pero que fuera algo…

Hoy la перестройка se hace efectiva con cada jornada que queda y aquel sillón contiguo, aunque lento, se aproxima al final de su prolongado movimiento.images

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s