Jornada por la Numismática en Artemisa

Estándar

Los miembros de la Asociación de Numismáticos de Cuba (ANC) en Artemisa, realizan una jornada con el objetivo de incentivar el estudio de monedas y billetes y el coleccionismo en general.

El interés principal de la iniciativa es no desvincular a los niños y jóvenes de las prácticas escolares durante la etapa veraniega, refirió para esta información Alberto de la Paz López Mesa, presidente de la ANC en Artemisa.

Comenzó el 8 de julio con la participación en el acto central por el día de la numismática cubana, y terminará el venidero 11 de octubre, cuando se cumplen seis años de la creación del círculo de interés en esa temática en el territorio, agregó.

El primer día asistieron a la presentación del catálogo Cuba: emisiones de monedas y billetes, 1915-2014, segunda edición de un libro dedicado a las acuñaciones de la isla, la cual estuvo a cargo del Doctor Eusebio Leal Spengler y tuvo lugar en el Museo Nacional Numismático, añadió.

Señaló además que el 9 de julio es considerado día de la numismática cubana porque ese día de 1869 Carlos Manuel de Céspedes ratificó la ley de la Cámara de Representantes que ponía en circulación los primeros billetes cubanos en los territorios liberados por el Ejército Libertador.

También explicó que los numismáticos artemiseños se encuentran cada quince días en la Biblioteca Provincial Ciro Redondo para exponer nuevas adquisiciones, realizar canjes, organizar excursiones y recogertareas que los motive a indagar e investigar en tópicos históricos y problemas matemáticos.

Por labores como esta, Alberto de la Paz López recibió el Premio Nacional de Numismática en Segundo Grado de 2017, ante el busto del Padre de la Patria en la Plaza de Armas.

Su colaboración en favor del coleccionismo incluye la creación de los dos primeros clubes juveniles de numismática de Cuba en la Provincia, el José Martí con 10 miembros de varios pre-universitarios, y el Mártires de Artemisa con 12 niños de las secundarias básicas del municipio capital.

 

Osbel Quicutis León, de 10 años de edad, comenzó en el quinto grado motivado por la historia que ilustran los billetes. Le encanta el sistema y el funcionamiento del Círculo de Interés. subastas, exposicione. Todas las actividades quedan mejor de lo que esperamos.

Empezó con un billete de dos mil pesos colombiano que ganó en un trueque. Un bono de la abuela. Ahora tiene una moneda de plata cubana de 1944, varios billetes de Nicaragua, México y Venezuela. Medallas escolares. Y un cofre, como los de los piratas, con cerca de 300 monedas.

Anabel Ramírez González de diez años también, su billete preferido es el de 20 pesos por la imagen de Camilo Cienfuegos, en los billetes uno aprende de historia y matemáticas. Tiene un billete de China y uno de Venezuela.

Mario Luis Fernández Herrera de 17 años sueña con tene una colección especializadas en el Reino Unido de la Gran Bretaña. Lo que más le gusta del Círculo es la amistad.

En la provincia existen 30 asociados de los municipios de Alquízar, Artemisa, Caimito, Guanajay, Candelaria y San Cristóbal.

 

El viernes 7 de julio, a las 3:00 pm, en el Museo Nacional Numismático se inaugurará la exposición “Aniversario 150 de la Confederación de Canadá: Su historia reflejada en sus monedas”, donde el público podrá disfrutar de la cultura e historia de Canadá a través de la numismática.

Libro: Cuba, emisiones de monedas y billetes 1925-2014. Museo Nacional Numismático de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. Colección Vitrinas. Ediciones Boloña, La Habana 2017.

Eusebio Leal Spengler, historiador de La Habana:

“El catálogo es esencial, no puede ser la memoria de algo que vive, es algo que queda, y que permite trascender las piezas y los objetos. Es importante que este catálogo esté porque detrás de la Moneda se oculta un universo enorme de cultura. Los coleccionistas no son solo atesoradores de objetos, las colecciones requieren cultura, sacrificio, voluntad.

“El museo está en manos de los conservadores y de los que conocen, pero no del público. El público es el principal depositario de las colecciones y es también el que las crea. El museo se nutre fundamentalmente de donaciones. Las compras vinieron después cuando se reconoció en las cosas un valor realmente museable. El preiosismo que ha logrado la colección actual del museo es fruto de muchos años. Muchas de las piezas que hoy se exiheben en este museo fueron adquiridas a través de donaciones.

“Los niños deben ser inducidos a coleccionar monedas, sellos, hojas de árboles, cualquier cosa que los sensibilice con la historia, la naturaleza y el ser humano. A partir de ahí se aparta de las cuestiones más triviales. Los niños hacen obras maravillosas. De la afición a las colecciones nacen los museos.

“Todavía hoy los museos tienen una batalla pensdiente en el rescate de libros, obras de artes, misterios que quedaron en el olvido o pasaron a terceras manos. Ddesde el principio mismo de la Revolución, nos empecinamos en revisar las casas cerradas, recibir las donaciones de los amigos. Las personas siempre traen cosas para donar, algo raro, o para vender, algo habitual. Es que las personas necesitan el dinero, no para coleccionar, sino para invertirlo en biones de consumo, lo cual es perfectamente comprensible.

“Por eso cuando se publica un catálogo como este estamos defendiendo al museo. Este es un catálogo muy importante. Es el reflejo de la colección cubana del museo formada por miles de especímenes que el Banco Nacional primero, y el Banco Central después donó al Museo. Hoy nuestras colecciones no estuvieran tan enriquecidas sino fuera por esa relación con la institución bancaria.

“El Museo Numismático surge como institución cultural a partir de la resolución núm.151 del Banco Nacional de Cuba, el 11 de diciembre de 1975, por iniciativa de Raúl León Torras, entonces Ministro-Presidente de ese organismo.

“La colección de los primeros años republicanos es una rareza porque la nación no posee el fondo de todas las piezas, por tanto, las piezas que tiene el museo son muy valiosas. Comienza en 1915 cuando se afirma la nacionalidad a colocar el perfil de José Martí en una bella acuñación”.

Sergio González, director del Museo Numismático:

“El gobierno de la República en Armas presidido por Carlos Manuel de Céspedes, hizo los primeros intentos de dotar a la isla de un circulante monetario propio, que le sirviera de reconocimiento ante otros países y le permitiera recaudar fondos para los gastos de la guerra. La ley que aprobó la emisión del papel moneda se firmó el 9 de julio de 1869, actualmente Día de la Numismática Cubana. Con este fin se emitieron billetes en la denominación de 50 centavos y 1, 5, 10, 50, 100, 500 y 1000 pesos, que fueron firmados por el presidente Carlos Manuel de Céspedes, unos de su puño y letra y otros a gomígrafo. Los mismos llegaron a circular en los territorios liberados por los mambises y entre la población civil. Al agudizarse las contradicciones entre Cuba y España hubo que incinerarlos, finalizando así las aspiraciones de tener un circulante propio.

“Su historia está relacionada con la República de Cuba en Armas, pues el gobierno, presidido por Carlos Manuel de Céspedes, hizo los primeros intentos de dotar a la isla de un circulante monetario propio, que le sirviera de reconocimiento ante otros países y le permitiera recaudar fondos para los gastos de la guerra. La ley que aprobó la emisión del papel moneda se firmó el 9 de julio de 1869, actualmente Día de la Numismática Cubana. Con este fin se emitieron billetes en la denominación de 50 centavos y 1, 5, 10, 50, 100, 500 y 1000 pesos, que fueron firmados por el presidente Carlos Manuel de Céspedes, unos de su puño y letra y otros a gomígrafo. Los mismos llegaron a circular en los territorios liberados por los mambises y entre la población civil. Son billetes muy apreciados y codiciados por el mundo del coleccionismo. Este es un billete de 500 pesos donado por la Sra. Petra Jiménez a Fidel Castro Ruz. La mencionada señora afirma que lo obtuvo de su padre, Francisco Jiménez Pérez, quien en 1895 combatía en Cuba del lado de España bajo las órdenes del General López Amor. Cuenta la donante, según palabras de su padre, que entre los años 1895 y 1898 las tropas del General López Amor tuvieron como prisionero a un supuesto periodista cubano del ejército mambí, el que fue fusilado por órdenes del General; el señor Francisco Jiménez, asistente del general, llevó agua al preso y al recoger el vaso el mambí depositó en el plato un anillo de oro y un billete de $500.00, diciéndole que eran para él. Este soldado español, según su hija, guardó toda la vida el billete, no así el anillo que regaló a una hija de López Amor. Dos de los hijos del soldado Jiménez salieron de España huyendo al fascismo y residieron en México como exiliados políticos y con ellos el mencionado billete, en manos de la donante Petra durante treinta y nueve años, tras lo que toma la decisión de entregarlo a Cuba, porque cree que ese hubiera sido el deseo de su padre y que de esta forma le rinde homenaje”.

 

 

Los sigueiente fue tomado de Habana Radio y de Radio Rebelde:

“Fruto de Ediciones Boloña, el texto ilustra una amplia labor investigativa realizada desde la publicación de la primera edición en 1980 hasta la fecha, con todas las emisiones de monedas y billetes de curso legal, realizadas por la República; todos los datos técnicos de las piezas acompañados de un breve bosquejo histórico sobre las mismas, así como una tipificación de los nuevos elementos de seguridad incorporados a las emisiones de billetes a partir de 1990.

“Este es un libro precioso que comienza con las primeras acuñaciones de Cuba republicana, las que se hicieron en oro. Esas acuñaciones son maravillosas, y son una rareza, porque la nación no posee el fondo de todas ellas; por tanto, las que tiene el museo son muy valiosas”, explicó el Historiador en el marco de las celebraciones por el Día del Numismático.

“Durante los años 1915 y 1916 – resumió – se afirmó la nacionalidad al colocar el perfil de José Martí en una bella acuñación numismática. Hasta ese momento, circulaban las piezas españolas y las norteamericanas, así como las francesas que están expuestas en el museo, al igual que ya sabemos que la voluntad del Padre de la Patria fue hacer acuñaciones de la Cuba patriótica. Estas son extrañas piezas que casi nadie tiene; sin embargo, están en el museo”.

El libro recoge íntegramente todas las monedas y billetes de la Cuba post colonial, ya que cuando se instauró la República, en mayo de 1902, el país carecía de un sistema monetario propio. Fue en octubre de 1914 cuando se dictaminó la ley para crearlo y este comenzó a operar desde 1915, según se explica en la introducción del texto.

“Los que están aquí no son solamente atesoradores de objetos, sino coleccionistas, y la colección requiere sacrificio, requiere cultura, perseverancia, requiere voluntad de enajenar a veces un bien para adquirir otro que a nosotros nos interesa por sobre todas las cosas”, resaltó Leal durante la presentación de esta edición que pone a circulación 1500 ejemplares, y trae anexado una pequeña síntesis biográfica de todos los personajes históricos que aparecen en las monedas y billetes, así como un glosario con terminología específica sobre el lenguaje numismático.

El libro recoge desde las monedas de oro con la efigie de José Martí, dejadas de emitir en 1934, hasta la más reciente serie de billetes de divisas, emitida por el Banco Nacional de Cuba en 2006.

Durante la presentación, Leal convocó a los coleccionistas y directivos a catalogar las acuñaciones realizadas por la Oficina del Historiador desde la década del setenta.

“Insto al museo – dijo –, por amor a nuestra propia contemporaneidad, a que realice el catálogo de las acuñaciones numismáticas de la Oficina del Historiador de la Ciudad, la única institución cubana que en 1973 acuñó la medalla conmemorativa del veinte aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, primera acuñación oro plata realizada por la Oficina, y luego en 1976, realizada por Acuñaciones Españolas Sociedad Anónima en Barcelona, la medalla Reinado Carlos III, Palacio de los Capitanes Generales, y después han continuado los acuñaciones, casi sin interrupción hasta el año que termina. Solamente se debilitó en la medida en que la fábrica cubana no tenía el metal para realizarlo, y no puedo omitir a un mecenas cubano hoy residente en República Dominicana, el doctor Isaac Truman, que en un momento de penuria no solamente enriqueció nuestra colección, sino que además costeó la acuñación en oro de la Oficina, de tal manera que cada obra de restauración ha sido conmemorada”.

Las monedas son reflejo de la historia de un país, de la identidad y cultura de su pueblo. El 9 de julio se celebra el Día de la Numismática Cubana. En esta fecha, del año de 1869, Carlos Manuel de Céspedes ratifica la ley decretada por la Cámara de Representantes de la República de Cuba que pone en circulación en los territorios liberados por el Ejército Libertador los primeros billetes cubanos firmados en algunos casos por el Padre de la Patria.

Por la importancia histórica de la fecha, desde los años 90 se recuerda esta efeméride, en el Centro Histórico de La Habana, con la celebración de diversas acciones culturales. Este año, como de costumbre, se realizará un homenaje con una ofrenda floral al pie de la estatua a Carlos Manuel de Céspedes, en la Plaza de Armas, y numismáticos cubanos expondrán sus colecciones, informa la museóloga Giselle Rodríguez Despaigne, especialista del Museo Nacional Numismático.

 

A continuación imágenes del Evento facilitadas por Daylin Céspedes Díaz.

 

Imágenes facilitadas por Osbel Quicutis, asociado de Artemisa:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s