#GenteDecente debe elegir y elegir bien

Estándar

La accidentada consulta por el referéndum concluyó con una victoria del 90 % de los votos emitidos a favor de la ruptura con España. De 7,5 millones de habitantes votaron más de dos millones de habitantes por el referéndum. Desalojos, cargas policiales indiscriminadas, disparos con pelotas de goma y urnas requisadas. La policía nacional y la guardia civil intentaron impedir el referéndum con el uso de la fuerza ante la resistencia pacífica de la población catalana. En un comunicado de la Generalitat decía que la jornada concluyó con más de 800 heridos como consecuencia de una inusitada respuesta policial para impedirla. Represión y violencia policial, pero los catalanes de toda España se revelaron con el grito ¡Prensa española, manipuladora! Los ciudadanos denuncian que ha sido inaceptable tal violencia de estado en una democracia europea y comparaban a Rajoy con Mussolini o con Hitler. Pero, ¿los mismos españoles, de todas las regiones del reino de España, no fueron los que votaron por Rajoy el fascista? No creo que Rajoy sea fascista, pero tampoco se ha comportado como un presidente decente al reprimir a la población con la violencia con que lo hizo el domingo 1 de octubre de 2017. Juan Carlos Monedero en su libro Curso urgente de política para gente decente define que “el pueblo apenas es hoy una definición administrativa que decide muy poco”. Y parece sentenciosa y valedera en este caso catalán en donde una masa crítica vocifera su desacuerdo con la atadura española y pide ¡Libertad! Pero, ¿cómo será esa libertad, pura, igualitaria, fraterna, pacífica o económica, social, civil? ¿Para qué quieren independizarse esos catalanes que son un pueblo homogéneo con una historia, una bandera, un idioma, un himno? ¿Se cansaron de esperar o se sienten oprimidos por el gobierno que reside en Madrid bastante semejante a las dictaduras represivas como las latinoamericanas bajo el mando de Estados Unidos o como la propia dictadura Franquista que en la península ibérica cohabitó? ¿Catalanes o españoles? La represión que lleva a cabo Rajoy solo me recuerda a la Mater Patria que en América Latina sembró el horror y la esclavitud ¿Con quién quiero estar de acuerdo? Con el primero que de españoles o catalanes se disculpe por los siglos de explotación en que tuvieron a América Latina arrancándonos el oro y regalándoselo al resto de Europa ¿Será el nacionalismo una moda? Si es nacionalismo lo que se vive Cataluña, solo espero que el futuro presidente catalán no se entrometa en asuntos de América Latina como lo han hecho todos los presidentes españoles. Zapatero, el amiguito de la oposición española. Nuestra América es nuestra, aunque tengamos a personajes como al corrupto Temer o al debilucho Macri.

También los kurdos están intentando llegar a la autonomía en Iraq, aunque ellos también habitan en Turquía y Siria. El problema con los kurdos es que es un pueblo que no es homogéneo y fue dividido por la geopolítica estratégica moderna que determina que los países tienen fronteras. Pero los pueblos no tienen fronteras y dentro de las fronteras kurdas hay mucho petróleo y a nadie le conviene que la geopolítica ayude a que los kurdos ganen su autonomía.

Francia ya estuvo en elecciones presidenciales y escogieron al jovencito Macron, heredero de Nicolas Sarkozy y Francois Hollande. Macron pretende llevar adelante antes del “despertar” de sus electores lo siguiente:  Regular el mercado laboral francés según los principios del derecho estadounidense; y adaptar las colectividades locales a las normas europeas y enquistar las organizaciones representativas del mundo laboral en una asamblea puramente honorífica.

Alemania también estuvo en elecciones. La ultraderecha neonazi ganó terreno, y Ángela Merkel perdió más del 10 % de aceptación con respecto a las elecciones anteriores. Ahora la maquinista de la locomotora de Europa cuenta en su Bundestag con herederos del nacionalismo fascista.

Así están las elecciones del otro lado del mundo. Cualquier tipo de elección. La cuestión es que las elecciones son una boleta y una urna por lo que sea, un referéndum o un presidente. Del lado de acá las elecciones le dieron el poder a un magnate inmobiliario como presidente de los Estados Unidos, lo que permite el éxito de Rush Limbaugh como producto del Trump Bump, un comentarista radial que cree que las tormentas son “parte de una conspiración liberal” para empujar la agenda de Cambio Climático como un interés de la izquierda y que los huracanes destructivos son útiles para culpar al cambio climático. The Rush Limbaugh Show es escuchado por más de 13 millones de electores en Estados Unidos. Yo creía que las tormentas eran provocadas por el mismo gobierno que Rush defiende con sus súper antenas de HAARP que están en Alaska y no un desajuste en la naturaleza creado por la acción del hombre.

Las elecciones en América Latina le dieron el poder a un ambiguo Lenín Moreno como dirigente principal de una Revolución Ciudadana iniciada por un magnífico Rafael Correa que también llegó al poder a través de elecciones. Elecciones se realizaron en Venezuela para constituir el principal órgano de poder de ese país en la actualidad, la Asamblea Nacional Constituyente. A elecciones se enfrentará Argentina y Brasil donde se pretende repetir la dosis de izquierdismo que había quedado debilitado por las intromisiones forzosas de Macri y Temer, corruptos y oportunistas. Y Cuba se encuentra en el camino de las elecciones generales que celebra cada cinco años las cuales terminarán en febrero de 2018. En el mundo actual hay que elegir y elegir bien.

Las elecciones no son solo la búsqueda de representatividad, son el camino a escoger. Uno no puede elegir volver a elegir lo o el que ha sido recomendado, lo o el mismo de siempre, lo o el único camino porque no hay más nada o nadie. Uno, como ciudadano, debe ir a elecciones a elegir su futuro, el futuro en el que se considera ubicado, en el que se identifica, en el que se ve, el futuro que Uno quiere como ciudadano. Uno no puede ir a votar por un representante de demandas o por una estrategia económica. Elegir es un camino, y los ciudadanos decentes del mundo no nos hemos quedado sin camino. Caminos económicos hay, rutas y destinos sociales también, andares políticos abundan. Lo que falta en el mundo de hoy es el ciudadano consciente, revolucionario, rebelde y decente que con su inquietud social logre cambiar todo lo que deba ser cambiado, recuperar lo que no utilizaba porque no sabía que disponía de ello: poder. Las masas acríticas no tienen voz y son instrumento. Las masas inquietas son tenidas en cuenta porque sabe escoger qué es lo mejor para su condición ciudadana y para sus compatriotas. Elegir define, es como escoger la ropa que le acomoda a Uno, es sencillo como aquel refrán: dime con quién andas y te diré quién eres.

El mundo debe aprender a elegir. La idea de Uno es la que elige la acción política de otro Uno que es el que va a asumir un tipo de poder.

Manual Básico del elector:

– Los electores son aquel colectivo que elige.

– El electorado es aquella comunidad pasiva y dúctil casi creada por el político debido al compromiso que tiene ese colectivo con él.

¿Quieres ser elector o parte de un electorado? Tú decides. #GenteDecente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s