Flor amarilla (II)

Estándar

margarita-amarilla-con-gotas-de-rocio

Era una sensación agradabilísima estar en la cima. Tenía la certeza de que todo era perfecto. No necesitaba nada más. Las luces del pasillo brillaban sobre la cabellera de aquella dama. Yo, el hombre que se cree valiente pensaba en cuanto le hacía falta al salón de al lado un piano. Los pianos nunca desafinan, nunca están de más. Sin embargo, cantaban uno gruesos labios, de una morena feliz pero desafinada. Solo regocijaban, la letra del bolero escogido por ella y los “soperos” acompañantes. Le agradecimos, nosotros los corazones felices. A nuestro alrededor rostros extraños, algunos hermosos, otros no tanto. Pero todos felices. Entonces, al son del bolero y de la rumba siguiente el rostro de ella se fue iluminando. Quizás era el alcohol, tal vez la humedad de la noche o, las sombras amarillas que provocan los foquitos de jardinería. Entonces pasó. El rayo de su mirada me fulminó como yo estaba deseando. En el crepúsculo de su rostro abrió y cerró sus ojos y un relámpago se dibujó en el horizonte de su mirada. Quedé medio mudo y ciego por tanto resplandor en mi retina. Quería más. Fue el segundo más rápido y eterno de mi vida. Así permanecí unos segundos, con cara de asustado y ojos opacos. Estaba tan acostumbrado a sufrir que al ver que esos ojos color café me miraban a mí y brillaban un poco, fue suficiente, empezaron a darme miedo algunas cosas. El respeto y el cariño que transmitían empezaron a ponerme nervioso. Quizás ella lo hacía como algo acostumbrado. ¿Qué podría saber yo que, más que zumbido de abejas o revoloteo de mariposas, empecé a sentirme tranquilo? Empecé a recordar que he escrito tantas cartas de amor, diarios del deseo, y páginas inconclusas con tres puntos suspensivos eternos, y siempre esperando a que una mano llegue a borrar los dos puntos que le sobran a tantas palabras. Lo único que lamento de tanta escritura es que llevaba años inventando un momento que cuesta segundos. No sabía describirlo y me sucede así, de repente. ¿Qué mejor manera para olvidar a aquellos insectos que aplastaba sobre papeles blancos y se convertían en tinta caligrafiada? ¿Por qué uno siente miedo ante la mirada sincera? Recordaba luego, como haciéndole un homenaje, en la madrugada esos ojos. Incluso ahora me la imagino detrás de la puerta que vigilé enredado en una manta de habitación cobijándome del frío. Allí me pienso todavía, en una asera donde dibujé la inicial de su nombre con flores rojas y amarillas. Nombre que se convirtió en un secreto y ya no lo menciono, ni lo escribo. Sin embargo, la recuerdo, le escribo y le reescribo ahora porque sigo aquí preguntándome preguntas que tienen una sola respuesta. ¿Existe mejor manera de añorar que a través de las cartas? ¿Dónde encontrar su libertad? ¿Cómo tener esa libertad? ¿Qué son los sueños? Mi cuerpo brilla en el silencio de las tardes mojadas de otoño mientras la pienso o le escribo, porque desde aquella noche no puedo hacer más nada con mi cerebro que pensarla y repetir ese nombre ajeno y oscuro, para dentro de mi boca, lo envuelvo con mis 32 dientes, lo encierro con mi aliento y me lo trago sin morderlo para que no se gasten sus letras. Su nombre no se debe gastar con mi ronca pronunciación. Debe acompañarme para revivirlo con el mismo brillo que destellaban sus ojos cuando ya no recuerde su voz, ni sienta su tacto, cuando solo vea en el recuerdo la guitarra de su cuerpo que suena tambaleante como una canción de Carlos Varela. Así debe ser su recuerdo, un vuelo de pájaro, las luces de la ciudad, un grafiti en una guagua, un piano solitario en la madrugada, un duende tramposo, una niña que se mece en un columpio, un beso como un bofetón. Solo a su lado el tiempo dejó de tener horas. Nada de “Adiós muchachos!” La inventaré cada minuto que en mi memoria esté impresa su imagen y chiflaré la canción más hermosa del mundo y así mientras toco algún instrumento invisible la desnudaré sin quitarle la ropa. Así la recuerdo, hermosa como el rocío en una flor amarilla.

Viendo la lluvia caer

Estándar

Por MANUEL ALEJANDRO HERNÁNDEZ BARRIOS

manu.hdez32@gmail.com

Si festejar es un placer, visitar la Comunidad Las Terrazas durante la celebración del Jolgorio para Polo Montañez supone un placer añadido. El mundo donde Fernando Borrego Linares hubiera cumplido 61 años, este 5 de junio, es decente y fascinante como bien sabemos quienes nos sentimos atraídos por grandes pasiones.

Por tercer año consecutivo se festeja a la orilla del lago San Juan con las armoniosas tonadas del tres y la guitarra acompañando las voces de los virtuosos cantores que homenajearon al maestro.

El tema “Yo tengo mi babalao” inició las festividades a través de las manos de DJ River Sound el viernes en la Casa museo Polo Montañez, donde actuaron también los niños repentistas del Centro Nacional de Décima de Güines.

13349153_10204681344553605_84861670_nEn la Plaza de la comunidad, María Victoria Rodríguez tuvo en el escenario como invitados a El Julguerito, Leandro Camargo, Luis Paz (Papillo), los hermanos Montesinos, Yosvani León, Olga Lidia Posada, Enriquito y Miguel Herrera.

La canción “Guitarra mía” inició las actividades sabatinas desde el Cine Yagrumas, interpretada por el Conjunto juvenil de Guitarra Los almendros, bajo la dirección de Valentín Puente. Además, por primera vez participaron en este homenaje alumnos de la Escuela Vocacional de Arte Eduardo Abela de San Antonio de los Baños. Y en otro momento se escuchó al dúo de guitarristas Eduardo y Gali Martín. Allí mismo se estrenó la obra “Las Terrazas de la Sierra del Rosario” presentada por Rafael Inciarte e interpretada por el Cuarteto de Guitarras de La Habana. Sucesivamente la Orquesta Sonantas Habaneras, bajo la dirección del maestro Jesús Ortega, también quiso versionar el tema. La trovadora Marta Campos cerró este matutino recital.

Las canturías de los Hermanos Morales, el grupo terrason y la banda Yaguar coincidieron durante el vespertino.

13384743_10204681527238172_300370923_n

En la tarde, comenzaron las lluvias. Y la cita para los fanáticos del autor de “Un montón de estrellas” sería en el “Bohío de Polo”, lugar que imita lo que fuera su hábitat en las montañas del Cuzco. Allí confluyeron familiares y amigos para recordar la voz del cantor. Además se presentó la más reciente producción discográfica del Grupo Polo Montañez.

13414004_10204681540478503_1105859591_nPara la noche el gran concierto “Jolgoriazo” reservó las actuaciones del Grupo Alabao, del cantautor boricua Danny Rivera y el trecero Pancho Amat y su Cabildo del Son. Participaron como invitados Waldo Mendoza, Giraldo Piloto y José Luis Cortés (El Tosco).

13382245_10204681537678433_1004427228_nViendo la lluvia caer y huyéndole por momentos, los visitantes permanecieron como sombras locas acompañando la evocadora ocasión, inundando con su presencia, como si el diluvio de la naturaleza no fuera suficiente, parecía que el cielo lloraba de alegría.

El complejo Las Terrazas lanzó la convocatoria para el próximo Jolgorio de 2017, el cual planea hacer realidad la alegría versificada que expresó el poeta cuando cantó: “cantan conmigo canten, hagamos una canción que se levante”.

13393034_10204681542198546_1007632099_n  13393550_10204681344473603_76468631_n 13407389_10204681544958615_527132428_n 13401222_10204681344273598_1713821165_n 13414706_10204681535998391_1662700984_n

Con la naturaleza no se comercia

Estándar

Por MANUEL ALEJANDRO HERNÁNDEZ BARRIOS

manu.hdez32@gmail.com

La Estación Ecológica Sierra del Rosario, institución rectora de la homónima Reserva de la Biosfera, celebró el Día Mundial del Medio Ambiente con una intensa jornada de actividades durante varios días.

Este 5 de junio se cerraría el trecho festivo con una Feria Campesina y un acto en confluencia con la celebración del Jolgorio para Polo Montañez. Sin embargo, un torrencial aguacero, que parecía extraído de alguna novela de García Márquez, aguantó cuanto pudo ser un perfecto complemento a los festejos.

Para esta celebración llegan niños de escuelas de toda Artemisa, incluso de La Habana, Mayabeque y Pinar del Río. Participan jóvenes, adultos y ancianos, todos confluyen en un espacio de intercambio y buenas prácticas que, lejos de decepcionar, pululan la imaginación.

Ban Ki Moon, Secretario General de la ONU, instó para este año “a las personas y los gobiernos de todo el mundo a que superen la indiferencia, combatan la codicia y actúen para preservar nuestro patrimonio natural en beneficio de las generaciones presente y futuras”.

El Día Mundial del Medio Ambiente tiene como objetivo inspirar a evitar que la creciente presión sobre los sistemas naturales del planeta Tierra llegue a su límite. El tema de este 2016 ha sido la lucha contra el comercio ilícito de fauna y flora silvestres, que erosiona la preciosa biodiversidad y pone en peligro la supervivencia de muchas especies.

El lema de este año «Vuélvete salvaje por la vida» (Go Wild for Life) anima a difundir la información sobre los delitos contra la naturaleza y el daño que provocan, y a desafiar para que hagan todo lo posible por evitarlo.

La familia, secreto de la diversión

Estándar

Centro Mixto República Oriental del Uruguay

Por ARLENIS DUARTE DIEGO (arlenis@artemisadiario.cu)

MANUEL ALEJANDRO HERNÁNDEZ BARRIOS (manu.hdez32@gmail.com)

Cada visita predice una relectura del paisaje donde el visitante siempre encuentra nuevos detalles entre todo ese imaginario. En el Eco-museo Comunidad Las Terrazas confluyen historia, tradición y cultura entre la naturaleza del idílico paraje de la serranía.

Una vez allí los recorridos perecen no tener itinerario previsto. Las expectativas del visitante quedan satisfechas con la simple acogida de los habitantes del poblado, la pureza del aire que se respira o con la deliciosa amargura de un café al Aire Libre.

Escuela y comunidad

Una parada intencional al Centro Mixto República Oriental del Uruguay predice la sostenibilidad de ese proyecto social.

La singular y típica estructura de esta escuela asombra por su sencillez arquitectónica en contraste con la calidad de su claustro, el cual cuenta con 16 master de 52 profesores. Además, confluyen en el plantel las enseñanzas primaria, secundaria y técnico-profesional con una matrícula general de 272 estudiantes. Conjuntamente cuentan con un aula anexa de la escuela especial José Luis Tasende del municipio Candelaria.

Desde 1998 esta institución educativa pertenece al plan de escuelas asociadas a la UNESCO por lo que prioriza diferentes proyectos como la Ruta del esclavo, Aprender para el futuro y otros vinculados con el cuidado del medio ambiente al encontrarse enclavados en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario.

De las instituciones escolares de Artemisa, ésta pudiera ser la que más cumple con el propósito de convertirse en el centro cultural más importante de la comunidad. No hay lugar del poblado donde no se hable de la relevancia de la misma para cada evento que allí acontece. Los habitantes refieren que el trabajo desarrollado por alumnos y maestros logra la interacción necesaria entre la escuela, la comunidad y el medio ambiente.

Centro Mixto República Oriental del Uruguay

????????????????????????????????????

Noche con mi familia

“La familia unida por la semejanza de las almas es más sólida, y me es más querida, que la familia unida por las comunidades de la sangre”, sentenció José Martí.

Con ese precepto, José Miguel Guzmán, asesor del programa de la Unesco en el centro, desarrolla el proyecto Noche con mi familia, una experiencia comunitaria que surge por la necesidad de ampliar el horizonte recreativo y crear vínculos entre la mencionada institución educativa, los niños y los padres.

A través de distintas dinámicas y juegos trabajan en el fortalecimiento de los lazos familiares, el amor y el respeto. Su principal objetivo es integrar a la familia y a la comunidad al proceso docente-educativo y así apoyar el trabajo del consejo de padres.

Dentro de las propuestas que presentan incluyen la preparación integral del ser humano desde una mirada social, ambientalista, intercultural e integracionista, haciendo énfasis en la formación de valores.

En dicha actividad nocturna participan estudiantes de primaria y secundaria con sus respectivas familias. Como su frecuencia es mensual, cada mes le corresponde a una de las enseñanzas realizar juegos, durante aproximadamente una hora, donde la interacción entre unos y otros permite distinguir cuánta comunicación existe entre padres e hijos.

Distintas son las secciones que conforman el guión del evento: Para conocernos mejor, Yo imito a…, Lo tomas o lo dejas. Al mismo tiempo, se presentan de libros para fomentar la lectura y se debaten diferentes temas según la concepción del tema programado.

La Casa Club comunitaria acoge el proyecto de forma tal que se vean involucradas la mayor cantidad de personas posible.

Y así transcurre otra noche terracera en la que se renuncia a la rutina casera para ayudar a construir un mundo mejor y sostenible en el que todas las edades sean partícipes de la diversión.

 

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

La naturaleza, templo universal

Estándar

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios

manuel@artemsiadiario.cu

La naturaleza, templo universal, alberga la vida como un eterno presente. A veces uno camina por ella sin admirar ese coloreado tapiz, y la ensucia, y tira un papelito o el envoltorio del caramelo o la lata, porque hay ruidos que llaman la atención.

En Artemisa el rojo de las llanuras contrasta con el verde de las montañas en una matriz agroecológica conformada por espacios para el cultivo y la ganadería y por áreas dedicadas a la protección del medio ambiente y a todas las especies de animales y plantas que lo conformen.

Desde 1985 la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario se encarga de la conservación y la gestión ambiental de 25 mil hectáreas de bosques tropicales y semideciduos al norte de esta provincia. Ese espacio es administrado por los especialistas de la Estación Ecológica radicada en las afueras de la Comunidad Las Terrazas, desde donde se realizan proyectos de investigación que indagan en los aspectos de la interacción naturaleza-comunidad y su vinculación con el turismo, descubriendo en esa coexistencia una relación sostenible.

La Estación desarrolla estudios y monitoreos de la biodiversidad y su medio ambiente en el territorio. Ha realizado el inventario de la flora y la fauna de la Reserva, y es la institución rectora de la conservación y cuidado al medio ambiente. Además, sus especialistas realizan estudios de impacto ambiental y actúan como vanguardias de la educación y divulgación ambiental.

Esta Área Protegida de Recursos Manejados abarca los municipios de Artemisa, Candelaria, Bahía Honda y Mariel y es administrada por una Junta de Administración. En ella habitan el llamado lagarto de río, especie exclusiva de la región; la que pudiera ser la rana más pequeña del mundo; más de una veintena de especies de aves endémicas de Cuba y otro centenar pueden ser observadas allí, por ello fue declarada además como Área Importante para la Conservación de las Aves (IBA).

Son los murciélagos los mamíferos con mayor número de especies en la Sierra del Rosario. También, aunque en escasas poblaciones, puede verse el venado y la jutía, ambos en veda permanente.

De las ocho comunidades distribuidas en la Reserva, la mayor y más original es el Complejo Las Terrazas, que aporta un agradable contraste insertada en el paisaje natural, con modernas viviendas de techos de tejas y ventanas que abren hacia el exterior. Los atractivos naturales y culturales se combinan allí de manera armónica, siendo éste un sitio donde mejor se puede ver una sostenible interacción hombre-naturaleza en Cuba.

DSC_114411141248_1590634624544048_2262943340330888918_n11329769_1590634467877397_9041806817355180487_n

 

Ven, pasa, sentémonos

Ilustración de Denys San Jorge
Estándar
Ilustración de Denys San Jorge

Ilustración de Denys San Jorge

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios

manu.hdez32@gmail.com

 

“Hablémonos, eso es de hombres: al comienzo
fue el diálogo. Déjame defenderte
cuando asome el chacal de turno, déjame estar ahí. Y si no lo
quieres,
oye, compadre, olvida tanta crisis barata. Empecemos de nuevo,
di lo tuyo, aquí estoy, aquí te espero; toma, fuma conmigo,
largo es el día, el humo ahuyenta los mosquitos. Sabes,
nunca estuve tan cerca
como ahora, de lejos, contra viento y marea. El día nace”.

Julio Cortázar, Policrítica en la hora de los chacales, 1971

 

Cuba y Estados Unidos acaban de reestablecer relaciones diplomáticas. Han pasado 54 años de silencio protocolar. El cambio trae como consecuencia una visión esperanzadora en las sociedades cubana y norteamericana. Sin embargo, como todo proceso, puede ser revertido.

Cuba siempre ha defendido en la arena internacional su derecho a la libre determinación, es decir, a pensar el país por nosotros mismos.

Estados Unidos representa una nación conformada por colectividades, pequeñas naciones fundidas en un sistema industrializado, en el que los inmigrantes juegan un papel fundamental. La defensa de su sistema político y económico ha sido justificación para intervenciones militares, sanciones y multas económicas a otros sistemas con los cuales no tiene nada que ver.

En cambio, Cuba es criolla, producto del manido ajiaco histórico que conforma nuestra nacionalidad. Sufre el bloqueo (embargo) económico más abarcador que ha existido. El pueblo cubano lo ha resistido por determinación.

La diferencia entre ambas naciones no reside en la concepción del hombre, sino del sistema y de la economía que administra el hombre.

Desde este instante la nación del norte enviará solemnes ejércitos de hombres que prometerán una vida nueva. Recordemos que Radio y TV Martí son intentos frustrados, pero legales. Ahora sendos diplomáticos se regirán por la Convención de Viena, es decir, sus libertades dentro del territorio aumentan. Ahora se podrán mover con más libertad y la comunicación puede ser más directa y sin intermediarios, ni permisos.

Comenzará otra vida de la que muchos no sabemos nada, solo por referencias históricas. Llegarán propuestas palpitantes, comenzará la batalla ideológica más dura que haya tenido nuestra nación.

Ilustración: Ángel Boligán

Ilustración: Ángel Boligán

Seremos libres si seguimos pensando y sintiendo como cubanos. No debemos dejar arrebatarnos todos los días de historia, todas las horas de batallas, todos los minutos de gloria que ha tenido esta nación.

Ahora la calma será para los débiles, los nervios un escudo, el pensamiento un arma, los sentimientos la idea.

Otro Bush quiere dictarnos sentencia en su carrera por obtener la presidencia de Estados Unidos. Marco Rubio amenaza con derogar todo lo que ha cambiado, y puede seguir cambiando, el actual presidente Barack Obama. Otra Clinton, con una visión más esperanzadora, igual querrá hacernos pensar y sentir de otra forma. Bob Menéndez quiere revertir lo que parece un hecho.

Más de una vez antes del 17-D las banderas de Cuba y Estados Unidos han estado unidas. Hasta la comunidad Las Terrazas llegó en 2002 el expresidente Jimmy Carter (1977-1981), siendo el primer ex mandatario estadounidense que viajó hasta la isla desde la Revolución en 1959. También fue el único que durante su gobierno realizó diferentes acciones de acercamiento con la isla.

Aunque se cuenta que el primer intento secreto para negociar la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, sucedió en el hotel Pierre, donde se sostuvo la primera reunión secreta para negociar la normalización de la relación bilateral el 9 de julio de 1975, bajo la presidencia de Gerald Ford.

El mundo de los demás no es el nuestro, no es el mismo, dijo Serrat en una de sus canciones.

Ofrecemos la mano, la silla y la antesala. Pero que entren desarmados y que todas las puertas y ventanas permanezcan abiertas.

Jolgorio de los cantores para el cantor

Jolgorio para Polo Montañez
Estándar

Jolgorio: Regocijo, diversión con ruido y bullicio.

 Cuando todavía Fernando Borrego Linares no había decidido convertirse en cantor, se vio forzado a realizar disímiles trabajos para aprender que la inspiración es más bella mientras más humilde es el hombre.

Allá, en las tierras altas de la Sierra del Rosario, traza el río San Juan una curva fluvial que llega hasta el llano y quizás desemboca en el mar.

En su corriente, el corazón de Polo Montañés está vagando, en sueños. En sus márgenes está su última casa, hoy Museo. Por sus campos bordados de pomarrosas, macurijes, almácigos y majaguas caminaba solo, a veces triste, otras cansado, siempre pensativo. Y, con la melodía del agua inventaba canciones. Por eso, no fue casualidad que el cantor del rosario naciera el 5 de junio, día Mundial del Medio Ambiente. Continuar leyendo