Los Millennials tenemos nombre para todo

Estándar

i_want_to_be_single_but_with_you_6818_645x485Por Manuel Alejandro Hernández Barrios (manu.hdez32@gmail.com)

Parece ser que la tendencia más romántica de la actualidad es la soltería. Un nuevo tipo de soltería, la que se conoce como “soltero, pero contigo”. Aplicable también a las mujeres, por supuesto. No tilden de machista a este escribidor.

Incluso es conocido que fue la escritora canadiense de 33 años Isabelle Teissier quien arrasó en las redes con su carta sobre relación ideal a un destinatario incógnito, donde planteaba el deseo de tener a su lado a alguien que le ofrezca la libertad de no sentirse atada. En resumen, el sueño de muchos y muchas, ¿no es cierto? Continuar leyendo

Matrimonio o convivencia: cuestión de conveniencia

Estándar

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios

manu.hdez32@gmail.com

En el sentido más lúdico de la palabra el matrimonio tiene una de las claves del éxito en aplicar la técnica del rompecabezas: saber acoplar las imperfecciones de ambos de manera tal que tejan un tapiz hermoso.

La tendencia hacia la convivencia no formalizada aumenta y según datos de la ONEI la tasa de divorcialidad en el país aumenta desde fines delos ochenta. Sin embargo, el matrimonio, como vínculo amoroso entre dos personas sobre la base de la aceptación y el común acuerdo, persiste.

Muchos, como el escritor Senel Paz, mantienen la esperanza convencidos de que si se aspira a una vida feliz, plena en lo personal y útil en lo social, se debe antes de dar el primer paso, fijar novia y amigos.

Carmen y Esteban, María y Rolando, cumplieran 50 años de casados. La celebración de ambas bodas de oro ha sido sencilla. Una comida familiar y quizás un ramo de flores bastaron para renovar sus votos para siempre.

En la actualidad, la imagen de que solo a través del matrimonio formalizado puede encontrarse el tipo de relación ideal ha sido superada. Los presupuestos bajo los que se forman las uniones consensuadas solo son producto de los tiempos que corren. Vivir en común bajo presupuestos amorosos sin necesidad de legalizar la unión no es efímera moda, más bien es un acuerdo que depende las condiciones económico-sociales propias de la posmodernidad. Incluso hasta la convivencia monógama deja de ser cuestionada, aunque muchos todavía no la aplaudan.

¿Cuestión económica o social?

No todos tienen la posibilidad de realizar una ceremonia nupcial. Lisandra y Yasmany firmaron papeles matrimoniales para legalizar su relación amorosa. Ella emocionada comenta que “cuando uno da un paso tan importante como casarse desea que sea para toda la vida”.

Ambos recuerdan que su aventura romántica costó más de 400 cuc, de ellos más de 200 en fotos, el resto en trajes, cakes y transporte. Por otra parte, la luna de miel conllevó gastos de más de 300 cuc por dos noches en un hotel cuatro estrellas en la capital cubana.

Otros se casan más para la facilitación de ciertos trámites legales que para consumar un sentimiento.

Algunos como Jorge y Claudia, luego de cinco años de noviazgo formalizan su relación porque piensan tener hijos. Propio de estos tiempos también es el criterio de Samuel Cancio, “eso de estar uno al lado del otro debe ser muy aburrido, lo mejor es darnos nuestro espacio, la vida es muy complicada y uno tiende a enredarse”.

Otras valoraciones pueden estar asociadas a este tipo de criterios, ya sean la situación económica, habitacional o los proyectos personales.

La proposición “los tiempos cambian” quizás le dé la razón a Denys Barrabí, un joven sancristobalense, capaz de anhelar una boda por la Iglesia Católica, “por convicción, no por vivir un espectáculo como puede suceder”.

Su respuesta motivó la polémica entre no pocos: ¿ para qué casarse cuando la sociedad a escala mundial prioriza el placer sin compromisos?, ¿ cuántas pareja de jóvenes protagonizan un matrimonio prolongado?, ¿con qué dinero vamos a pasar la Luna de Miel?

Esas y otras interrogantes se apoderaron de la plática, mientras a la joven Yoamis Sena, le preocupa el hecho de que con el divorcio la manutención a los hijos es insuficiente, dados los bajos salarios y la crisis económica de los últimos tiempos. “No creo justa la protección de la Ley a la mujer”.

Margarita prefirió cierto anonimato al ocultar su apellido pero, ha estado casada durante dos décadas y apuesta por un entretejido de tres hilos: pasión, respeto y espiritualidad para mantener las “no poco pesadas cadenas de una relación”.

Difiere de muchos al considerar más difíciles los primeros años de la relación, “el amor no muere con el tiempo sino, evoluciona”.

El espectáculo en sociedad

Fotos y videos son propios de las sociedades del espectáculo. Vivimos en la era de las pantallas donde cada espectáculo puede inmortalizarse con un variado número de productos tecnológicos.

Pero, como una imagen dice más que mil palabras, la preocupación por las condiciones del lugar y el brillo de las imágenes puede ser la causa de que la cola en el palacio de los matrimonios se haya acabado, como concluyó otro equipo de redacción en el diario Juventud Rebelde.

El estado constructivo de los palacios de matrimonio puede no ser el escenario ideal para celebrar las ceremonias, sin embargo, allí acuden no pocas parejas a legitimar su relación.

Así lo significan Elsa Isabel Ascensión Fuentes, registradora principal de Estado Civil en Artemisa; y María Nela Ulloa Gómez, notaria del municipio de San Cristóbal.

El número de matrimonios realizados en las salas de estas instalaciones decayeron de un año al otro, al menos en el palacio de la capital provincia. Pero, el mismo servicio aumentó en el servicio de notaria, el cual posibilita la firma del papeleo en otras instalaciones mediante la prestación de la figura notarial (Ver Tabla No.1).

María Nela Ulloa considera oportuno significar que debido al desconocimiento en la toma de decisiones, “abundan quienes piensan que solo el matrimonio confiere derechos a las partes, por ello optan por uniones consensuales, sin saber que el enlace matrimonial formal otorga derechos”.

Sobre ello, Elsa Isabel Asunción refiere que en el matrimonio formal ambos tienen los mismos derechos y añade que la unión no formalizada es común, ya que está admitida en la constitución cubana, además de que “el matrimonio es un problema personal, ha dejado de ser importante el papel”.

En fin, el amor está más centrado en elementos de la pasión o el interés que en el compromiso y la responsabilidad. La tendencia, ha dicho la doctora Patricia Arés, Presidenta de la sociedad de sicología de Cuba, es hacia una vertiente hedonista y conveniente del amor, en el que la cuestión fundamental es pasarla bien.

 

Tabla No.1

Cantidad de Matrimonios celebrados en el Palacio de la capital provincial
2014 2015
Registro Civil 430 307
Notaría 58 130
Sala Ceremonial 94 43

 

Matrimonio: rompecabezas

Por Elena Milián Salaberri

En el sentido más lúdico de la palabra el matrimonio tiene una de las claves del éxito en aplicar la técnica del rompecabezas: saber acoplar las imperfecciones de ambos de manera tal que tejan un tapiz hermoso.

Tal concepto subyace en conjeturas del sancristobalense Denys Barrabí, un joven capaz de anhelar su boda por la Iglesia Católica, “ por convicción, no por vivir un espectáculo como puede suceder”.

Abordado en público, su respuesta motivó la polémica entre no pocos: ¿ para qué casarse cuando la sociedad a escala mundial prioriza el placer sin compromisos?, ¿ cuántas pareja de jóvenes protagonizan un matrimonio prolongado?, ¿con qué dinero vamos a pasar la Luna de Miel?

Esas y otras interrogantes se apoderaron de la plática, mientras a la joven Yoamis Sena, le preocupa el hecho de que con el divorcio la manutención a los hijos es insuficiente, dados los bajos salarios y la crisis económica de los últimos tiempos. “ No creo justa la protección de la Ley a la mujer”.

Margarita prefirió cierto anonimato al ocultar su apellido pero, ha estado casada durante dos décadas y apuesta por un entretejido de tres hilos: pasión, respeto y espiritualidad para mantener las “ no poco pesadas cadenas de una relación”.

Difiere de muchos al considerar más difíciles los primeros años de la relación, “ el amor no muere con el tiempo sino, evoluciona”.

Por su parte, la notario María Nela Ulloa Gómez, consideró oportuno significar que el municipio de San Cristóbal posee Palacio de Matrimonios y si bien su estado constructivo no es el ideal para celebrar las ceremonias, allí acuden no pocas parejas a legitimar su relación.

“ Tanto el acto de casarse como el divorcio se han visto mediados- entre otros- por intereses migratorios con requerimientos de trámites en soltería; el extendido estigma de familias disfuncionales, también ha minado lo genuino de tales hechos.

“ Es oportuno significar el impacto del desconocimiento en la toma de decisiones, abundan quines piensan que solo el matrimonio confiere derechos a las partes; por ello optan por uniones consensuales, sin saber que este tipo de enlace también otorga derechos en caso de disolución de ese convenio tácito, lo cual ha de ser probado previo proceso de reconocimiento judicial de unión singular y estable”.

 

También puede verlo en: el artemiseño

-“Un abrazo de buenas noches”

Estándar

-“Un abrazo de buenas noches”

Y, después me deseaba soñar con metales preciosos o relacionar mis sueños con cosas que brillan. No recuerdo muy bien. Se que leía y llegó ese mensaje con metáforas químicas y filosóficas confesiones. Interpretando sus palabras me dormí. No quería pensar en nada más que en ella. Me había puesto en una situación difícil, porque no conozco nada acerca de minería de los sueños.

Me faltaba ese abrazo, pero tenía el recuerdo de sus conversaciones. A veces la he olvidado, por poco tiempo, quizás por mucho, pero siempre de una u otra manera vuelve a mi mente. A veces tengo ganas de encontrarla, así, como si fuera una casualidad. Sería para actualizar nuestras vidas cotidianas, hablar de ella, de mi, de nuestro Medio Ambiente, saber si de repente han cambiado sus reflexiones de vida.

Las madrugadas están hechas para pensarte.

madrug.jpg-721667

Intentarlo

Estándar

…otra vez tus ojos

Persigo tu idea… qué quiero ver como ese pelo se adueña de tu imagen, y esa sonrisa de tu personalidad! Pero no estás, al menos como yo quisiera. Qué injusto es dar y que no te enteres. ¿Recuerdas aquellas noches en que no nos dijimos nada? Noches en las que solo nos mirábamos, con una complicidad que solo tú y yo entendemos, y que todavía no tenemos el valor de explicarnos. Una mirada fija. Me ponías nervioso y me creía personaje de un espectáculo. Lo mejor de esas noches era irme a dormir solo, para pensarte con calma y soñarte con insomnio. Todavía nos vemos, nos hablamos y no nos decimos nada. No soy tan distinto a como piensas. Pero, es que hace mucho que no te pensaba. He vuelto a pensarte, como adolescente. Y, pensarte me hace romper mi soledad. ¿Quién sabe si mañana sea tarde? Yo solo quiero que sepas que sigo siendo el mismo. Un día debemos sentarnos y compartir la ilusión. Tal vez en un banco anaranjado, o en el muro de un blanco puente. Tal vez de madrugada como me gusta a mí. Con o sin vino, lo decides tú. Quiero alcanzarte donde nunca te he tenido. Espero que me dejes hablarte de esas cosas que siento cuando nos miramos. Las miradas hablan, lo sabes. Recuerda que está pasando el tiempo y creo que entre tu mirada y la mía quedan ganas de lo que no ha sido. Pensé que te temía, pero no, hoy no. No le temo a tu mirada. Con ganas de decirte tanto, aquí estoy con tan poco. Espero que el sueño dure más hoy, porque anoche estuve sentado mucho rato en la cama pensándote, y después muy poco soñándote, y yo lo que quiero es tocarte al menos en sueños, besarte con un beso que nunca nos hemos dado. Que bueno que llegas otra vez, cuando creí perder la calma. Creo que debemos hablar…porque en la vida hay que intentarlo al menos una vez.

us

Tarde

Estándar

Hombre_solo

Extraño lo que éramos

Es inevitable. Estaba sentando escuchando a los pregoneros, la conversación de Mercedes la vecina, y los diálogos de los niños que salían de la escuela. Cosa rara era que no estaba oyendo música. Tenía parado el pensamiento, y sin embargo no te pensaba. En un arranque de lucidez noté tu ausencia, era obvio que no estabas. Quise levantarme de la cama para abrir una botella de vino. No había gaseosa, ni limón y se me antojaba una sangría y un par de buenas baladas de Jazz. Me levanté con el dolor de columna que por estos días me oprime y con esfuerzo llegué hasta la puerta del refrigerador. No lo abrí. En ese instante Randy tocó la puerta, había olvidado que lo cité para repasar inglés. No quería dejarlo pasar. Esa tarde estaba muy negativo, quizás si estuvieras mejoraría mi sociabilidad. Otra vez solo. La realidad es que siempre he sido tan poeta como ha querido tu ausencia. No me resistí y lo dejé entrar. Randy me ocupó durante una hora con una sonrisa constante a la que le respondía con simples gestos faciales. Me repugna la barba de Randy. Ese día me repugnaban muchas cosas. Me levanté leyendo a John Banville y la sensual escritura de ese señor provoca que uno se repugne con cualquier cosa, incluso cualquier otro libro que no sea Antigua Luz. Mientras permanecía en la cama soñaba despierto con poder escribir algún día como Banville. Sin embargo, yo he sido menos literato, como V. S. Naipaul, pero cuando encuentro una novela como Antigua Luz, siento que escribir (pude haber dicho “ser escritor”) mejor es la posibilidad y no la consecuencia. Al fin Randy se fue detrás de su prima Betis que lo llamó al celular. Agradecí a las tetas de esa pelirroja y a su cerebro de mosquito que se le haya ocurrido llamarlo. Me gustan los pechos redondos como los de Betis. Se parecen a los tuyos, pero los tuyos saben “a jamón y tortilla de patatas”. Pensar en eso me da unas ganas intensas de arrebatarte el ajustador con esa técnica de mis dedos que tanto te molesta en público. Ahora pasa Eva. ¡Qué nalgas tiene esa mujer! Se pone pantalones apretados que sacan de sus casas a todos los vecinos de la cuadra. ¿Tendrán esas nalgas vellos rubios como tú? Te aseguro que las tuyas son el orgullo de tu divina figura. Pensando en ello, entro a la casa para escuchar esas baladas que no escuchamos juntos. Ni Betis, ni Eva son las mujeres que me gustaría tener tan cerca. Son públicas como esta ciudad y tú eres única y fijas mi rumbo en tu dirección, y mis deseos en tu caminar. Inevitablemente te extraño ¿Será que soy adicto a tí? No, es que tú me importas más de lo que crees, más de lo que te demuestro. Esta soledad de 5007 es un bosque demasiado oscuro y profundo. Es tarde y tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir. ¿Me has oído, Maravilla? Mucho que viajar antes de poder dormir.

Mi propia letra escarlata

Estándar

Feliz 14 de febrero

La letra escarlataHoras antes de que el día 14 apareciera en el calendario de mi reloj, terminé de leer La letra escarlata, del imprescindible Nathaniel Hawthorne. Cuando hablo de esta novela los que me escuchan recuerdan la versión fílmica. Para mí esta novela fue más que un descubrimiento, fue el bálsamo que calmo la espera.

En esta ocasión también buscaba algo, como cuando encontré aquel libro Invierno Mediterráneo por aquellos días en que la M empezó a meterse en mi cabeza como letra y personaje, y en mi vida como mujer y amor. En la novela del norteamericano Hawthorne quise encontrar una justificación, pero ni siquiera Nathaniel, con el extenso prólogo autobiográfico, ni con la conclusión de la obra pudo responder a mis preguntas.

Los prejuicios de una época oscura no permiten que el amor entre dos seres humanos se concrete. ¿Otra lectura de amores imposibles? No, la mejor lectura sobre amores imposibles. La fatalidad de Ester Pryne y de Arturo Dimmesdale se convierte en una maravillosa Perla, en la que durante siete años se esconderá el secreto de una transgresión.

Lord Byron decía que la venganza es dulce, sobre todo para las mujeres. Ester no se pudo vengar de la vergüenza pública a la que estuvo sometida en el poblado de Nueva Inglaterra, pero supo vivir con honor, sin desfallecer porque Arturo solo toco su cuerpo una noche, en ese instante se convirtió en el amor de su vida.

Ester, una de esas mujeres bellas, que aunque quieran no pueden ser mejor porque la perfección no existe, protagoniza una batalla de siete largos años, aceptando bochornosas acusaciones de brujería que la asociaban con el hombre negro, del cual decían se paseaba por el bosque con un libro bajo el brazo comprando almas para el señor oscuro.

Ester tenía un pasado interesante; Arturo pudo ser un gran escritor. Ester fue obligada a llevar una letra A escarlata en el medio del pecho como señal de advertencia; Arturo se flagelaba llevándose la mano al corazón para esconder la cicatriz de su gran amor.

El hombre encuentra el amor una sola vez en la vida, las mujeres hacen del amor su historia de vida. Arturo transgredió el celibato legislado por Dios con el fin de escuchar la música sobre la verdad desconocida. Ester amó a un hombre rico, pero Arturo le dio a Perla, único sentido para su vida.

La manera en que el pueblo de Nueva Inglaterra trató a Ester, juzgándola por un comportamiento que hoy parece natural, es la mejor demostración del carácter de los habitantes de ese efímero puerto. De acuerdo con Evelyn Cunningham: “las mujeres suponen el único colectivo oprimido de nuestra sociedad que convive en asociación íntima con sus propios opresores”. Y en esa convivencia se mantuvo Ester durante siete años protegiendo el nombre del otro pecador.

Es el adulterio un tipo de amor clásico de todos los tiempos, un amor verdadero que solo podrá ser descubierto cuando dos cómplices dan y reciben mutuamente contribuyendo al suicidio del alma con las heridas que provoca el cuchillo de la afrodisíaca belleza.

Ester ganó una fama inmerecida, como si el ojo de Dios siempre la viera. Obtuvo una popularidad problemática, ganada por unos trompeteros ángeles que no paraban de señalarla. Su belleza fue reducida a una letra A color escarlata, su cabellera se escondió en una gorra y nunca más se volvió a ver su piel sino en sus manos y en su cara. Su Perla en cambio “era tan pura y bella como un lirio que hubiese florecido en el Paraíso”.

Por su parte Arturo de tanta infelicidad acumulada comienza a odiar, a despreciar. La malignidad aparece en su corazón provocando en su intelecto unos monólogos de espasmo con los que se provocaba el deseo gratuito de ser perverso, de ridiculizar todo lo bueno y santo. Se declaró enemigo del Rogelio, antiguo esposo de Ester. Y como continuación de las tentaciones se dotó de un conocimiento oculto, amargo y homicida que lo obliga a suspirar por última vez frente a todos los habitantes de Nueva Inglaterra, acostado en el tablado donde se juzgó a Ester, quien lo retuvo en sus brazos cuando la luz se encendió al final del camino.

Esta obra recrea el ambiente más o menos puritano de aquellos primeros años del siglo XIX. Algunos críticos la ubican dentro del llamado Romanticismo oscuro, movimiento en el que el más alto pedestal es ocupado por Edgar Allan Poe.

Después de la lectura de esta novela quisiera agregar como me siento en este 14 de febrero: Y ahora así ando, soltero y creyendo que sé mucho de mujeres porque no me he casado. Nutro la belleza de la cara de M cuando me contamino con estas lecturas. Yo sé que no soy su único problema, pero mientras ella llora yo la recuerdo, haciendo de ese tipo de pensamientos una función intelectual que me conduce a una dificultad.