Out of my Window

Estándar

Afuera, del otro lado de la venta, pasa Luca Brasi en un carro de seis cifras de precio a dar una ronda. Aunque no encuentre lo que busque, la ronda hay que darla con la música por encima de los decibeles permitidos. Otra canción suena en la esquina como si le hiciera falta ese fondo musical a la cuadra. Sale por las persianas de una ventana y llena el ambiente de una presencia quizás no deseada. Más allá de mi ventana, en la esquina, los hombres juegan al cuatro esquina, al taco y al dominó, apuntan números entre rayas y círculos en cualquier pedazo de papel, se agarran a vasos plásticos o pegan la bemba en botellas espumeantes de verde cristal. Desde mi ventana veo a los fiñes jugando al fútbol, se pelean o se reconcilian y son siempre las madres salvadoras las que detienen la riña o el partido. Las niñas con pistolas invisibles interpretan a maravillosas heroínas de ficción vaticinando un empoderamiento innegable. Todas las tardes el devoto de San Lázaro saca a su santo a pasear y arrodillado como cuadrúpedo empuja la güira, que sirve de hogar al milagroso, calle arriba y calle abajo. Cristiano vs. Messi una vez más en la otra esquina. Los mayores que antes debatían que si Pinar del Río o Industriales, ahora parlotean con escándalo y estruendo si el portugués o si el argentino. A unos pasos de la ventana, entre la calle y la acera, un río corre como si huyera de la tubería de la que se escapa.

Por entre las persianas de mi ventana entra el frescor del viento, la bulla de las malas palabras, las burlas que la camarilla que comanda el que tiene la mejor mochila de la escuela primaria del barrio hacen de la jabaita de las motonetas o del cuatro ojos de los espejuelitos, también entran los rayos del sol a calentarme los libros que acumulo encima de la mesa, el polvo de los apurados carros y los ruidos de la realidad.

Anuncios

El Taburete, lugar de culto revolucionario

Estándar

El espíritu de quien busca curiosos lugares históricos para ocupar el tiempo en este verano, sufre una apasionante alegría cuando se adentra en las conjeturas que se pueden topar en labiografía de Ernesto Che Guevara de la Serna.

Como parte de las actividades estivales, la subida a la Loma El Taburete en la Comunidad Las Terrazas, constituye una de las opciones culturales dirigidas al acercamiento de las nuevas generaciones a las tradiciones revolucionarias. Continuar leyendo

Denys San Jorge rescata todo el pasado de Cayo de la Rosa

Estándar

Denys San Jorge Rodríguez puede viajar en el tiempo. El escritor Miguel Terry Valdespino lo llamo una vez pintor arrepentido, suponiendo el posible abandono del caballete por una empresa de físicos y astrofísicos. El concepto de desplazamiento hacia delante o atrás en diferentes puntos del tiempo, así como lo hacemos en el espacio parece cosa de locos o de coloquiales esquizofrénicos, más si se trata de un cubano.

La cuestión es que Denys ha estudiado tanto el pasado causal en el relativo presente causal que hasta se ha propuesto definir un probable futuro causal, sin ser fanático de H. G. Wells, de Isaac Asimov o de Albert Einstein, aunque sí lector de a ratos de Mark Twain y sus disparatadas aventuras de un yanqui de Connecticut en la corte del Rey Arturo, o del Charles Dickens que narró las ensoñaciones del devenir de Ebenezer Scrooge en Canción de Navidad. Continuar leyendo

Turismo Sostenible para el Desarrollo Local

Estándar

cplmi4wuiaagrpj

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios (manu.hdez32@gmail.com)

“Ésa es raíz y ésa es la sal de la libertad: el municipio”

José Martí

El turismo, la llamada industria del ocio, crece en todo el mundo. En Cuba estamos en plena temporada alta cuando casi se acaba el año. El venidero 2017 ha sido declarado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Según informaciones de agencias, la ONU aprueba tal designación como “reconocimiento a la importancia del turismo internacional y, en particular, debido a su aporte a la economía y al entendimiento de los países. Así, se busca que el turista realice una mejor apreciación de los valores inherentes a las diversas culturas, lo que puede contribuir a la paz mundial”.

Semejante proclama amplía la contribución del sector del turismo a los tres pilares de la sostenibilidad (económico, social y medio ambiental). Continuar leyendo

Tributo a la muerte

Estándar

bwPor Manuel Alejandro Hernández Barrios (manu.hdez32@gmail.com)

Cuando Cuba todavía parece estar de luto, en Artemisa una marea de pueblo decidió llenar las calles aledañas al parque Libertad y marchar en comitiva hasta el panteón a los caídos en las luchas internacionalistas en el gris cementerio de la ciudad.

Un pueblo silencioso escuchó la más tarareada canción del momento, Cabalgando con Fidel, del cantautor Raúl Torres interpretada por tres delgadas niñas. Así mismo, casi cabalgando, partieron los revolucionaros artemiseños acompañados por los estudiantes de la enseñanza media, quienes custodiaron la retaguardia de los sobrevivientes combatientes que encabezaron la caminata. El tiempo es ahora quien les hace la guerra a estos hombres que llevan en el pecho tantas medallas. Continuar leyendo

Días de Duelo

Estándar

Para Dalia

Carga el duelo su rostro misterioso,
se canta, se encoge entre el resquicio,
y en el hueco lunar de un precipicio
la lágrima sutil se hace sollozo.

El silencio impecable y presuroso,
eco sordo que salta del bullicio,
nos reclama un lugar en el hospicio
o al costado del trance sigiloso.

Con mudeces, recurso de los tiernos,
el duelo se hace a trazos detonando
las insignias del mal y sus infiernos.

En el hondo pesar de los fraternos,
el duelo nos reitera precisando:
No son buenos los días: ¡son eternos!

Amaury Pérez Vidal / diciembre 4 / 2016

ceremonia-de-inhumacin-de-las-cenizas-del-comandante-en-jefe-fidel-castro-ruz-youtube-mozilla-firefox

Los necios

Estándar

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios (manu.hdez32@gmail.com)

La casualidad negra de la vida, diría Baragaño. Ayer fue el cumpleaños de mi mejor amigo. El 29 de noviembre también cumple años Silvio Rodríguez. Ambos, fidelistas. Uno informático, el otro poeta. Jeacny Reyes, también conocido como Alberto, Ingeniero Informático graduado de la Universidad de Ciencias Informáticas, creada por Fidel sobre las ruinas de lo que fuera la Base Militar Lourdes. Silvio Rodríguez, el poeta de la Revolución cubana, por estos días citado por unos, criticado por otros. Éstos critican su actitud ante el “buenos días” de Cristina, aquellos repiten El necio igual que yo.

Ambos, Jeacny y Silvio, dos necios que andan por ahí. Recuerdo aquella noche cuando Silvio, en su gira por los barrios, llegó hasta el “llega y pon” de Artemisa, que “por cosas del destino también se llama San Antonio”, como la tierra del autor de Ojalá. El viento cálido de aquella noche no nos hizo pensar en nada. Solo queríamos ver a Silvio y a Niurka, que se llama como mi Madre. Embobecernos con la flauta de la una y filosofar con los versos del otro. Nos quedamos locos cuando vimos su nave espacial, un Toyota Prado que es una belleza, una carroza brillante como la de Cenicienta. Aquella noche creíamos en la locura de la vida y de la garganta de Silvio, que no es más que el recurso con que mejor expresa lo que piensa. Aquella noche, como de costumbre, yo y Jeacny éramos solteros y andábamos con una botella de Carta Blanca Cubay en la mochila, como también era costumbre. De aquella vida bohemia solo queda una resaca agotadora en el recuerdo. Continuar leyendo