Emilio Cueto dona documentos sobre la muerte de Maceo

Emilio Cueto
Estándar

Bauta, 10 de marzo- El coleccionista cubano Emilio Cueto donó al Complejo Monumentario Antonio Maceo en San Pedro un grupo de documentos relacionados con la trascendencia del fallecimiento del Titán fuera de Cuba.

En el mismo sitio donde murió en combate el guerrero de bronce, desde el pasado 10 de marzo, se exponen al público varios documentos originales que abordaron el fatal hecho. Continuar leyendo

Anuncios

El conocimiento científico como brújula

Estándar

1566El libro Memorias de la Jornada científica “El Derecho y la sociedad” ha sido publicado por la plataforma digital eumed.net, una enciclopedia virtual del grupo investigación (SEJ 309) de la Universidad de Málaga, en España.

La Biblioteca virtual de Derecho, Economía y Ciencias Sociales de ese equipo de expertos consta con más de 1544 libros digitales que ponen el conocimiento científico en manos de especialistas de esas tres ramas en todas partes del mundo. Además, ha sido reconocida oficialmente por la Junta de Andalucía. Continuar leyendo

Calor, Jazz y ganas de verte

Estándar

Top_quality_black_and_white_nude_womenAlejandro aflojó un pedo y el calor mientras el calor en el aula era insoportable. Aitana se refrescaba con su abanico cuando sintió la expulsión del aire. No paró de reírse hasta que el profesor notó que algo sucedía. Alfredo se abanicaba con el ejemplar de el artemiseño que le regalé. Ahora el profe comienza a leer un diálogo entre un tipo que toca el Saxo y una mujer que ama el jazz. Trato de prestar atención. Imposible. El sueño me vence. Quiero dormir y la migraña está comenzando. Hoy llueve otra vez en esta calurosa ciudad tropical. Otra tarde para escribir, leer o escuchar algún solo de guitarra. Estoy a dos kilómetros de mi casa, quiero salir caminando bajo la lluvia pero no vale la pena si no estás tú esperándome. Después de escribir un poco me despierto otro. Si pudiera escuchar a Salif Keita para espabilarme. Incluso hasta tiraba un pasillo de baile. Me gusta bailar frente al espejo, me saca el animal tropical y caribeño de descendientes africanos que llevo dentro. Ya el mal olor de la ventosidad ha desaparecido. El profe está hablando de deducción lógica y se pone a describir a Emiddio. Con el rabillo del ojo mira a Indra. Se nota que está deseoso de tenerla. Indra es entretenida y viene a clases con unas sayas cortas que dejan ver todo lo que necesita un voyeur profesional. No dudo que el profe de vez en cuando la piense en soledad. Sin embargo, Indra no parece una mujer fácil.

-Do you play any Jazz?

-Sure. I love Jazz.

Que diálogo más sencillo, pienso. Todos en el aula atienden pero le preguntan la traducción de la palabra Jazz al profesor. “Pero que gente caballero, pero que gente”, diría Estervina. Pero, y si Etervina tampoco sabe qué es el Jazz. Entonces, quise disertar sobre Charlie Parker, Duke Ellignton, o Miles Dives. Era una batalla perdida en la guerra del Carpe Diem. Entonces nadie me entendería y yo quería irme.

Hoy le hablé al subdirector de ti. Le dije unas cuantas mentiras porque él quiere saberlo todo. Yo sé que no te gusta que diga mentiras, pero José Manuel, el primero de mis fantasmas, me enseño que “al que pregunte para saber, mentiras con él”.

Pasó el hombre que vende pay de coco y de guayaba. Si tuviera 20 pesos. Es fin de mes y debo cobrar el lunes. Dobla la esquina y desaparece. La misma esquina donde mi bisabuela compra el pan. No lo detiene la lluvia. Ayer expuso la tesis Carlos. Él no oye Jazz, ni sabe lo que es un blog. Obtuvo 4 puntos con una disertación sobre la evolución de la blogosfera en Artemisa. Estoy muy contento por él, seguro celebró en grande. Pero mis horarios ya no me permiten celebrar. Estoy guardando mi tiempo libre para cuando estemos juntos. No quiero coger vacaciones.

¡Qué calor! Quisiera tomar un mojito o un Cuba Libre con bastante limón. Nada de vino, ni Campari. Hoy es un día húmedo y a la húmedad nada la vence y me reseca la garganta. Es posible que mañana amanezca ronco.

Voy a copiar la tarea. Aitana todavía se ríe. Tengo sed y ganas de escribir. Alfredo encendió la lámpara. Ahora veo mejor para escribir. Me duele la cabeza y ya me quiero ir.

Exponer, ¿conocimientos o moda?

Estándar

Las exposiciones de tesis en la Enseñanza Superior -en estos tiempos- han tomado un rumbo un tanto preocupante.

Por Rosa Fernández

En una semana comenzarán la entrega de las tesis de Licenciatura de la Enseñanza Superior para algunas carreras. Junio, se vuelve el mes de la defensa de todo el conocimiento adquirido en todo este tiempo de recaudación de información, pero a algunos no les preocupa tanto el acto de exponer como toda la parafernalia a desplegar alrededor del asunto.

La exposición del ejercicio de culminación de estudios, en estos tiempos, no solo lleva intrínseca la preparación en cuanto a dones de oratoria, el dominio del tema que por todo un curso persiguió a los estudiantes en sueño y pensamiento, sino zapatos, ropa, brindis, buffete, regalo, otra vez zapatos y ropa para recoger el diploma, y algún que otro invento que hayan fijado los más adinerados.

Lo peor es que se imita la trascendencia de estos rituales y se suman fantasmas a la fecha marcada en el calendario como día crucial, pues parece que no bastara con saberse desde el capítulo teórico hasta los resultados, recitar como en un concurso de declamación cada cita o repasar mentalmente las páginas que una vez estuvieron en cero, se precisa más, una cuenta en CUC que respalde, todo el protocolo del momento.

El bufete puede ser estilo cumpleaños o más bien como un brindis de boda planeada de corre corre, puede incluir desde panecitos, dulces finos y ensalada hasta un cake gigante a repartir entre los presentes y el tribunal -por supuesto- estos deben salir contentos del lugar y les puede tocar desde un recuerdo del defendido hasta una botella a descorchar.

Los padres alientan las ideas y ya no basta reunir el dinero para la logística -propia de las necesidades de un estudiante universitario- que incluyen en el estado máximo de felicidad, una computadora, memoria flash y otros artículos que varían en dependencia de la carrera elegida, sino que con la tesis, aparece una cuenta más que destinará sus fondos a este día.

La mañana de la exposición, está presente el estrés propio de los miedos de quedarse en blanco, cancanear ante las respuestas a los oponentes o no saber lo próximo, sumado- en el caso de las mujeres- al tener que realzar la figura con tacones, como si el proyector que reproduce las diapositivas, por un segundo, se tornara en una bola de discoteca.

En acto triste, casi como por costumbre, todos reproducen esta forma de exponer, de preparar la tesis como una boda o quince, de vestir a la familia para el evento intelectual, de comprar todos los alimentos que aumentarán la lista de lo que ofertarán en el bufete, de estereotipar el asunto y convertirlo en la razón para gastar los ingresos mensuales.

El caso, es que no aplaudo presentarse en el día final de tus estudios, como un desfachatado; como un mendigo a punto de comenzar a pedir a gritos la limosna, pero tampoco encuentro atractivo alguno en tener que montar todo un teatro alrededor de un evento tal.

La nota que llevarán a casa como testigo del paso por el mundo universitario, durante cinco años, depende exclusivamente del conocimiento, de la preparación, de lo que se demuestre que se sabe, no del regalo que se llevará el tribunal o de las ofertas gastronómicas del día. Creo yo, que expondré tesis este mes de junio.

Educar en la vida y por la vida

Estándar

Pizarra verde de escuela escrita por una tiza blancaSoy alumno de la tiza blanca y el borrador; un cinéfilo enamorado de la gran pantalla verde que es la pizarra de bagazo endurecido; atento observador del maestro guía que provoca con sus intervenciones a seguir investigando más allá del timbre de las 4 y 20.

En estos momentos el Sistema Educativo cubano no está siendo rediseñado, sin embargo es urgente prepararse porque ya estamos en el libertino siglo XXI y los jóvenes estudiantes siguen siendo la mayoría. Con los nuevos tiempos cada alumno está más necesitado de la libre experimentación. Cada vida es individual por eso el método debe ser flexible y no rígido ni dogmático; la educación dogmática no tiene en cuenta la vida y si la memorización. La escuela nueva y progresiva es esencialmente práctica y realista. Continuar leyendo