¿Izquierda Vs. Derecha? (continuará…)

Estándar

En el gabinete de gobierno del presidente de Argentina Mauricio Macri, el ministro de cultura ha declarado que la cultura no es para los pobres. Éste gobierno llega el 10 de diciembre a un año en el poder. Es notable como han asumido ciertas políticas neoliberales que afectan y destruyen a la tradición y a la identidad argentina. Los movimientos sociales se levantan cada mañana protestando. Los sindicalistas están reclamando la unidad entre todos los sectores sociales para enfrentarse a la autoridad castigadora de Macri y su camarilla. Los derechos que exigen en ese país los ciudadanos son la cultura, la educación y la salud. Derechos universales en los que Argentina siempre ha destacado. Ahora pocos son los ciudadanos que con sus salarios pueden disfrutar de puestas en escena o bailes o conciertos. Argentina, quizás el país que más figuras intelectuales universales ha regalado a la literatura, al arte, a la cultura en general.

Así actúan los gobiernos neoliberales, capitalistas, neocoloniales y dependientes. Serviles del capital extranjero. Prometen cambios que nunca sucederán. Regalan sus recursos a bajos precios a las empresas foráneas. Prometen, incumplen, vuelven a prometer, justifican y el pueblo sigue sufriendo que los cambios se queden en promesas. Los dirigentes de la derecha no tienen virtudes morales, ni cualidades ejemplarizantes. Más bien, dan pena. Se avergüenza el ciudadano común del gobernante que tiene. Pero no se inmoviliza, reclama, exige y mira a otra parte. Entonces aparecen en el horizonte político los movimientos de izquierda que entienden el cambio como un proceso, que revolucionan los discursos, que explican lo que sucede en la economía, que entienden la solución política, y que proponen la salida para la crisis. Además de que, históricamente, los líderes de izquierda están más comprometidos con la cultura, la Nación, las tradiciones. Son más preocupados por la situación del arte y la cultura, quizás por conocerlas bien es que pueden regularlas mejor. No hay un líder de izquierda que no escriba, que no conozca a un escritor, que no quiera conservar el patrimonio artístico de su país, que no visite los monumentos y los sitios históricos para nutrirse de ellos como si de ese acto dependiera su devenir político.

Hay mucho que aprender de los que se fueron, y de los que todavía aparecen con pinzas. Hay mucho que aprender de líderes como Fidel, que no cantaba pero escribía; de Chávez, que no escribía pero cantaba. En Cuba queremos ser Fidelistas, pero muchos no entienden el concepto, ni interpretan sus ideas, ni actúan como lo hiciera él. Hoy, muchos dicen ser fidelistas y no son más que lectores que repiten frases, regañan, sancionan, incumplen, vuelven a sancionar, repiten la dosis y así se convierten en engordadas figuras públicas, las llamadas vacas sagradas de décadas anteriores, yo pudiera añadir, doradas también. Porque tanto brillo tiene el carro de un negociante, un revendedor, un banquero ilegal, un maseta, como el carro de un dirigente ocupante de cargo público.

Hace poco Joseph Stiglizt, exdirector del banco mundial, Premio Nobel de Economía en 2001, dijo en el Aula Magna de la Universidad de La Habana que la mejor y mayor riqueza de los países es su capital humano. Nuestro capital humano para que sea la mejor de nuestras riquezas y nuestro más valeroso recurso, tiene que ser más consciente, más inteligente, más capaz, más actuante en su quehacer, menos acomodado y más humilde, mejor pensador y analista de lo que dice, además debe saber escuchar bien, ser más útil para la producción y para su sector social, más lector y usuario de libros o televisoras, incluso de internet, más participativo y de valedera opinión, y que entienda que la prohibición es una debilidad.

Turismo Sostenible para el Desarrollo Local

Estándar

cplmi4wuiaagrpj

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios (manu.hdez32@gmail.com)

“Ésa es raíz y ésa es la sal de la libertad: el municipio”

José Martí

El turismo, la llamada industria del ocio, crece en todo el mundo. En Cuba estamos en plena temporada alta cuando casi se acaba el año. El venidero 2017 ha sido declarado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Según informaciones de agencias, la ONU aprueba tal designación como “reconocimiento a la importancia del turismo internacional y, en particular, debido a su aporte a la economía y al entendimiento de los países. Así, se busca que el turista realice una mejor apreciación de los valores inherentes a las diversas culturas, lo que puede contribuir a la paz mundial”.

Semejante proclama amplía la contribución del sector del turismo a los tres pilares de la sostenibilidad (económico, social y medio ambiental). Continuar leyendo

Cachita, la más universal de todas las cubanas

Estándar

En la Cuba de 2015, la expresión símbolo de cubanía ha caído en manido uso y el término cubano resulta más universal que nunca. Muchos somos por todo el mundo. Uno de tantos, Emilio Cueto, se ha encargado de reunir en su colección personal la mayor cantidad de esa cubanía que se esparce.

Su libro “La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano” fue presentado en la Biblioteca Municipal de Bauta. El hecho significó la reapertura de Mezcla, una peña cultural posible por la pasión y entrega del joven artista Denys San Jorge, quien la preside y organiza.

La Virgen de Papá y mi sueño con el Cobre IMPRESION DIGITAL 50x61cm. Autor: Denys San Jorge

La Virgen de Papá y mi sueño con el Cobre IMPRESION DIGITAL 50x61cm. Autor: Denys San Jorge

El trabajo de Emilio Cueto ha sido crear una completa referencia artística a toda Cuba realizada desde cualquier parte del país y del mundo. En sus libros se comprueba la universalidad de la cubanía. La organización de su obra es la herencia aprehendida de Fermín Peraza y Carlos Manuel Trelles. Incluso le suelen llamar el Antonio Bachiller y Morales contemporáneo, pues posee la compilación bibliográfica más completa sobre Cuba en el extranjero.

Desde su niñez comenzó a coleccionar todo lo relacionado con la Virgen por su devoción a la misma. Víctima de la “Operación Peter Pan”. Su pasión lo ha llevado a unas 250 ciudades de todo el mundo a constatar la presencia de “Cachita” – Oshún, en el culto Yoruba – atesorando incontables manifestaciones en su Emilioteca, reconocida “embajada cultural andante en el corazón de los Estados Unidos”, al decir de Rafael Acosta de Arriba, quien además añade “por donde él ande, anda Cuba”.

El libro es un recorrido por la cultura cubana durante cuatro siglos, mostrando la multifacética presencia de la Virgen en nuestra historia. Es un monumento a la obra espiritual de Cuba, La Caridad del Cobre, la imagen que une a todos los cubanos.

Los capítulos principales evidencian el impacto de esa imagen religiosa en las artes plásticas, la literatura, la música, la radio, la televisión, el cine y la danza. Tiene un ensayo ilustrado donde narra la presencia de la misma a través del mundo, no solo en templos espirituales, sino también en farmacias, restaurantes, joyerías y otras empresas comerciales. Al final del tomo aparecen a modo de referencias todas las contribuciones que lo hicieron posible.

Este hermoso compendio de contenido enciclopédico es el producto de décadas de investigación y ha sido escrito con un altísimo rigor académico. A todas las bibliotecas principales del país ha llegado una copia, y al mismo tiempo hasta las iglesias católicas.

Entre los invitados a la tertulia de presentación estuvieron Araceli García Carranza, Principal Bibliografa en el país; Rafael Acosta de Arriba, ensayista cubano; Juan Carlos Muñoz, Presidente de la Uneac en la provincia, Margarita Callamo, directora provincial de Cultura en Artemisa.

Como parte del encuentro, el conocido investigador, donó parte de la bibliografía de su autoría a la Biblioteca Provincial Ciro Redondo. Entre esos libros se encontraba: Camagüey en la música; Ilustrando la Flora y Fauna de Cuba; La Cuba Pintoresca, de Frédéric Mialhe; y Mapas de Cuba.

 

Pequeña cronología de la Virgen de la Caridad del Cobre

1612 – Hallazgo de la imagen

1727 – Se construye en Santi Spíritus la Primera Iglesia a la Virgen

1734 – Se construye en Camagüey otra Iglesia a la Virgen

1738 – La imagen de la Virgen de la Caridad se internacionaliza. Llega a la península Florida.

1869/enero/2 – Carlos Manuel de Céspedes va al Cobre a orar ante la Virgen por la causa independentista.

1878 – en Matanza se crea la primera escuela pública que llevara el nombre de “Nuestra Señora de la Caridad”

1885/septiembre/8 – Marta Abreu inaugura en Santa Clara el “Teatro La Caridad”

1899 – Hubert de Blanck compone “Plegaria a la Virgen de la Caridad del Cobre”

small-Blanck-H-Plegaria-1-580x756

1916/mayo/10 – La Congregación de Ritos del Vaticano declara a la Virgen Patrona Principal de Cuba a solicitud de un grupo de veteranos mambises.

1951/Mayo/21 – Se inicia el primer recorrido de la Virgen por Cuba (607 ciudades, pueblos y caseríos).

1959/noviembre/28 – La imagen de la Virgen preside misa en la Plaza de la Revolución.

1995 – Olga Portuondo publica “La Virgen de la Caridad del Cobre, símbolo de cubanía”.

1998 – El Papa Juan Pablo II corona a la Virgen en el santuario del poblado El Cobre.

2012 – El Papa Benedicto XVI le regala una rosa de oro a la Virgen en el santuario del poblado El Cobre.

 

Emilio Cueto en Bauta

Caridad del Cobre-Emilo Cueto (31) Caridad del Cobre-Emilo Cueto (143) Caridad del Cobre-Emilo Cueto (158)Caridad del Cobre-Emilo Cueto (3)

Hombre o Mujer

Estándar

aseo-hombre-mujer_318-28658

Orión es una de las constelaciones más conocidas y más fáciles de distinguir en el cielo nocturno. Representa al cazador, el hombre de músculos y belleza, pero Orión está formada por estrellas, separadas por millones de años luz, a las que los astrofísicos llaman las siete hermanas: dos en los hombros, dos en los tobillos y tres en el famoso cinturón.

No es casualidad que una de las formaciones estelares más estudiadas desde la antigüedad esté conformada por una dualidad propia del género humano, la relación Hombre-Mujer.

Así como Orión, en la actualidad la cuestión de género es de las más provocadoras. Los insensatos miran con indiferencia el tratamiento de ese tema, y hay quiénes se preguntan “¿Qué me importa a mí eso?”.

Sucede que la humanidad entera ha sentido el poder que tiene uno u otro sexo, lo ha experimentado y hasta se ha comprobado que cuando ellos y ellas trabajan unidos las cosas pueden llegar a tener mejores y más eficaces resultados.

Es solo una cuestión de compresión y entendimiento. No basta con mencionar a doctoras y doctores, administradora o administrador, y tampoco con la utilización del símbolo arroba en los escritos: maestr@. Esto puede ser simple, un código adaptable al que podemos recurrir con facilismo.
Lo importante radica en la disposición con que lo asumamos, en la aceptación que le concedamos, en la caballerosidad con que lo admitamos.

La experiencia ayuda a confirmar que muchas veces ellas fueron más capaces. Marie Curie, Juana de Arco, Haydée Santamaría, son clásicos ejemplos. Más, en nuestros días, la mujer como figura pública ha pasado a ocupar certeros cargos, con juiciosas opiniones que nos ponen a pensar. Ángela Merkel conduce la locomotora alemana frente al tren europeo. Hillary Clinton da pasos agigantados para obtener la presidencia más influyente del mundo.

Si así van las cosas, ¿por qué algunos todavía se comportan como desdichados ilusos y machistas? Seamos realistas, que no es lo mismo a ser partidarios de consignas y modas. La diferencia genética entre unos y otras es de apenas una letra en el tapiz cromo-somático. La dicha o desdicha de ser íncubos o súcubos, X o Y, no determina.

Antes de desatar la lengua con discriminaciones, demos una mirada a nuestro alrededor. Conozco a más de una mujer que lejos de debilitar fortalece la organización del lugar en que se encuentra, o el cargo que ocupa. Basta con averiguar y reflexionar sobre el tema. Entonces, Hombre o Mujer, recoge los prejuicios, y medita.

Empoderamiento: machista vs. feminista

Estándar

La opinión es como esas miradas que uno se encuentra caminando por ahí, la vez, sientes la atracción, te da la espalda y luego no la vuelves a ver nunca más. Si mantienes la mirada, si te atreves, si le caes atrás a una idea, si insistes entonces tu opinión será valedera, y la sostendrás por mucho tiempo. Así son las relaciones interpersonales también, no basta con miradas y buenos días, como me dijo un amigo una vez: Tú y yo no podemos ser amigos, porque a los amigos hay que mantenerlos y tú no me llamas, ni siquiera contestas el teléfono, ¿qué pasa contigo?

Pero, este no será un comentario sobre si soy o no buen amigo. Sucede que como siempre que escribo, tengo una opinión. Esta vez sobre la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

Hace unos días, en la ONU, Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, ofreció un pequeño discurso sobre la actualidad de ese tema en Cuba. Como casi siempre, interrumpieron las transmisiones, ya que no tenemos un canal solo de noticias, toda Cuba vio el discurso y después de escucharlo, en casa entablamos un debate sobre lo dicho. Y parece que opiniones son las que nos sobran en casa.

La igualdad de género en Cuba es producto de la necesidad social. Es algo aprehendido por la desigualdad económica a la que ha estado sometida nuestro país después de tanto bloqueo.

El empoderamiento de la mujer ha sido un medidor de desarrollo favorable para nuestra sociedad, y según las cifras nos ubicamos entre los primeros países del mundo en esas estadísticas.

Sucede que el hombre cubano ha abandonado la vida pública y el estudio para entregarse a formas de vida más fructíferas y en ocasiones más desgastadoras también.

El emprendedor es el habitante de una sub-sociedad que no aparece en los periódicos, ni en el Noticiero Nacional de Televisión. En Cuba tenemos el término “luchador” para designar a los personajes arquetípicos de una nueva visión modernizadora y quizás auto-explotadora. Estos antihéroes son, -¿por casualidad?, en su mayoría hombres, los cuales dejan huecos en la vida pública, agujeros en el orden interior, los cuales son ocupados por el magnífico papel que realizan las mujeres cuando se les asigna una tarea. No vean ni una pizca de ironía en lo expresado. Ejemplos todos podemos contar, ya que es una realidad el hecho de que la mitad de la dirección estratégica del país esté en manos de las cubanas.

El hombre cubano ya no aparece en los medios de comunicación como protagonista de su centro, ni como héroe del trabajo. Ahora ese individuo gasta su tiempo en las paradójicas reuniones de esquina, traducida sería en la eufemística lucha del día a día. Acusadme de machista sería un facilismo del lector, pues ese tíviri-távara del cubano es propio del choteo de los humanos que en Cuba coexistimos: somos vagos por tradición. Y como la modernidad se impone, ahora tenemos más justificaciones para ser más vagos todavía. Estos tiempos hacen que las concepciones de José Antonio Saco, Jorge Mañach y Máximo Gómez formen parte de la complejización social en que vivimos, en la cual cabe todo y en donde todos somos protagonistas de nuestra propia necesidad.

De esa oscura necesidad de ser vago por defecto y machista por concepto sale el hombre nuevo cubano, ahora más débil, más corrompido, más individualista, más encerrado, más pícaro. Se sobrevive en un pantano de cocodrilos y las garzas hembras miran desde la orilla.

El hombre cubano es el héroe de la “luchita”, que es de dónde saca el diario. La mujer cubana es la heroína, la cara pública que engrandece los logros sociales de nuestra Revolución. Ella ha sabido asumir, a la misma vez, las tareas socio-políticas y familiares que quizás la historia le impuso.

Escondites sin movimiento

Estándar

Conservo una instintiva aversión a los pequeños cementerios, no así a los inmensos como ciudades, tal es el caso del de colón en La Habana, o Santa Ifigenia en Santiago.

Aquellas tapias con huecos o los mármoles rajados, las calles como caminos, las raquíticas flores sin perfume, la alegre simetría, todo como una parodia que entristece y oprime el corazón, que convulsiona los nervios.

Así es el afán de embellecer la muerte con artificios que recuerdan a familiares y amigos, aquellos que expiraron, de modo que , solo los ojos del doliente, pálido y rabioso, puede mirar a través del granito, entonces aparecen las horribles muecas y las mejillas carmín. Se llora.

He visto más de un cementerio abandonado, cubierto de hierbas silvestres, pisoteado por animales. Mientras más grande menos pavor me causan. Hay uno bajo el faro Roncali, en la punta del cabo de San Antonio, con menos de 20 tumbas que me eriza la piel, sobre todo por las leyendas o por los caimanes que por allí rondan.

Allá en “La mula”, un campamento al pie del turquino, lo que parecen tumbas, por la protuberancia en la tierra, conviven en el patio de unas raquíticas cabañas. Confieso que las noches allí me causaron un insomnio intrigante.

Los camposanto siempre causan una impresión melancólica, pero suave, respetuosa y hasta tierna. Son “vastos almacenes de la muerte”, como dijo Baroja, donde Caronte trafica con las ánimas, en una barca por las gélidas aguas del purgatorio.

La tierra, removida, deja ver profundas fosas que parecen feroces fauces aguardando con hambre a indefensos cuerpos. Los nichos vacíos, parecen habitaciones donde hospederos sin escrúpulos colocan a los desanimados visitantes.

Así es la muerte, un comercio constante con el ignorado más allá.

En esos escondidos rincones, hay una profunda calma, nadie molesta, y se envuelve uno en un santo sueño y comprende uno que allí es mejor el dormir y más sosegado el descanso.

Cuando están abiertas las rejas, se ve un camino que no confirma ninguna idea, por un instante te sientes indefenso. Conozco que hay quienes van a ellos en busca de fuerzas, de motivos.

Es imposible concebir un sitio más solitario que esos terrenos agrestes. Nada explica mejor el recuerdo que un enfático epitafio. Nada es más repugnante que el abandono.

En ellos convive una hermosura imperdonable que nos recuerda de dónde venimos y hacia dónde vamos; es el lujo de ser polvo.

Los rectangulares cajones producen un efecto de tapiz, bordado por las parcas de Hades.

Allí la pura y suave brisa mueve las flores, un hermoso espectáculo que nadie observa. La fetidez ciega a los vivos.

El sol resbala con suavidad sobre fotos y objetos, y hace brillar el bronce de las aldabas y dibuja la sombra del recuerdo.

Algunas mariposas revolotean, las avispas se anidan, los perros duermen, las lagartijas se asoman y los insectos desaparecen entre rendijas.

Nos tocará guarecernos de la vida en esos escondites sin movimiento.

Foto: Manuel Alejandro Hernández Barrios

Foto: Manuel Alejandro Hernández Barrios

Foto: Manuel Alejandro Hernández Barrios

Foto: Manuel Alejandro Hernández Barrios