Humans of Las Terrazas (1)

Imagen

Luis ManuelLuis Manuel es el hijo de Josefa y de Calzadilla. Hermano de Yordano. NIeto de Tin y Blanca. Desde pequeño se le escapa a su madre para ir a pescar. Luisma le dicen, y vive en ese pueblo donde los hombres no pescan para negociar, si para comer. él también juega en las calles, pero prefiere pescar. Así encuentra su felicidad. Un día será grande y comprenderá el éxito de sus escapadas.

Anuncios

Yoko

Estándar
Yoko

Yoko

Ha muerto mi Perro. El 23 de mayo murió uno de mis mejores amigos. La última vez que lo vi fue hace como tres mese. Ya estaba enfermo, comía menos o no, caminaba hasta cinco metros y se hechaba a descansar. Dice mi madre que pudo ser un infarto. Dice mi padre que los riñones ya no le funcionaban bien. Pero ¿y, si fue de tristeza? Hacía por lo menos seis meses que no jugaba con él. Me lamento como si hubiera sido un familiar.

Recuerdo que lo regañe en varias ocasiones, las cuales ahora me parecen muchas. Lo hice ser muy dependiente de mí. Se llamaba yoko. Me lo regaló Yoyi, un veterinario famoso de Artemisa, hace nueve años, cuando murió Leo, un salchicha marrón que enfrentó una gastroenteritis que acabó con su vida.

Yoko ya era un perro viejo, pero fuerte. Un chow chow amarillo y de carácter muy independiente. La vida es así, unos van y otros vienen. Ahora tengo un dálmata de ocho meses y buen tamaño.

Mi tristeza es inmensa y no sé qué homenaje hacerle. Dicen que los perros no se lloran, pero yo no pude aguantar las lágrimas porque su vida significó ocho años de complicidad, de amistad.

Ese día nada me entretuvo. Ni la música lo lograba. Y en la lectura no me concentraba. Mi madre me dio la noticia en casa de mi abuela. Aguanté las lágrimas, creyendo ser más hombre que nadie. Al final, no pude resistir y lloré un poco.

Yoko me disculpó cien veces y me aguantó algunos regaños, pero como los perros se parecen a los dueños, en ambas manos permanece su recuerdo, en sendas mordidas que me propinó cuando apenas era un cachorro. Yoko sintió mi arrepentimiento, pero no sentirá mi dolor. Si hubiera estado ahí para acompañarte en el último respiro.

Recuerdo cuando meneaba la cola, por quien único lo hacía era por mí. Y sin embargo, yo no le daba la comida ni lo malcriaba, solo le hablaba mucho. Se lo contaba todo. Recuerdo que Osniel me decía que me lo iba a llevar para la escuela porque yo siempre hablaba de mi perro como si fuera de un hermano menor. Yoko odiaba a Yunior, todavía no sé porqué. Lo regañaba siempre que venía a visitarme.

Solo yo lo dejaba dormir dentro de la casa. No fue un perro feliz. Mis padres trabajan de 8 de la mañana a cinco de la tarde. Entonces Yoko solo tenía una hora por la mañana para salir a realizar sus necesidades fisiológicas y otras dos horas por la tarde para “mataperrear” un poco.

De sus 27 hijos con nueve perras no queda ninguno. Todos murieron porque sus dueños no los supieron cuidar.

Ahora tengo a Orión a mi lado. Otro perro que está destinado a la soledad debido a mis horarios de trabajo.

El 23 de mayo fue uno de esos días en que uno se arrepiente de todo y pare que nada vale la pena. Por suerte estaba ella.

Las Terrazas a través del lente de Humberto Lister(Fotogalería)

Galería

Las Terrazas, a través del lente de Leslie Lister (Galería)

Galería

Complejo Las Terrazas artemisa, cuba. Lugar encantado en la Sierra del Rosario

Estándar
Buscando maravillas encontré este artículo de la Revista Excelencias. Bueno para refrescar mi mente porque hace días que no visito este Paraíso Verde.
Las Terrazas, Cuba

Las Terrazas, Cuba

Escrito por: Félix Domínguez

Ríos, montañas, lagos, hermosos paisajes, canopy, adrenalina, un excelente hotel e infraestructuras de primer nivel para disfrutar en grande en medio del paradisíaco entorno natural de la Sierra del Rosario, primera Reserva de Biosfera declarada por la UNESCO en Cuba.

Considerado una Experiencia Rural de Desarrollo Sostenible única en el Caribe, el Complejo Las Terrazas es una excelente elección para los amantes de la naturaleza. Sus orígenes se remontan a 1968, cuando en la zona se organizó un ambicioso proyecto de reforestación que abarcó cinco mil hectáreas y fueron plantados más de seis millones de árboles, con lo que fue recuperada una vasta extensión de esta serranía, antes peligrosamente degradada por la tala indiscriminada durante siglos de explotación maderera. Surgiría en 1971 la comunidad Las Terrazas, pintoresco asentamiento alrededor de un hermoso lago que desde entonces ha funcionado como motor impulsor del desarrollo medioambiental y turístico del lugar, el cual recibió un mayor impulso a partir de la pasada década del noventa, cuando abrieron allí el Hotel Moka e instalaciones y facilidades para el disfrute del entorno y sus variados atractivos naturales. Las Terrazas está a sólo 52 kilómetros de la capital de Cuba y es una fabulosa combinación de bosques, flora y fauna, de la que sobresalen 117 especies de aves, con algunas muy bien representadas como los tocororos, los cartacubas, los zunzunes, los carpinteros, los sabaneros, las bijiritas, las chinchilas, los pitirres y los zorzales. Entre las buenas opciones recreativas para quienes vayan a Las Terrazas, están los paseos en bote en los lagos El Palmar y de la comunidad Las Terrazas, los baños en el río San Juan con servicios de almuerzo criollo y bebidas, el senderismo, las cabalgatas, el mountain bike, o el contacto con la historia de la zona a través de la visita al Cafetal Buena Vista –una de las 50 haciendas fomentadas allí por colonos franceses en el siglo XIX, hoy perfectamente restaurada, con la casa principal que funciona como restaurante, los barracones para los esclavos, la despulpadora y los secaderos del grano. La comunidad, exclusividad turística por excelencia del lugar ofrece a los visitantes el disfrute del Canopy Tour, un sistema de cinco plataformas soportadas por torres de madera dispuestas a diferentes alturas y unidas entre sí por cables de acero a través de los cuales se puede realizar un recorrido descendente de cerca de mil metros y percibir a vista de pájaro el seductor entorno de la comunidad y la exuberante naturaleza local, desafiando los propios límites entre emoción y adrenalina.

Las Terrazas Oficina Comercial Calle 8 No. 306, e/ 3ra y 5ta, Miramar, La Habana. Tel.: (53 7) 204 3739 y 204 6108 Fax: (53 7) 204 5305 Email: reservas@commoka.get.tur.cu Reservaciones y coordinación Tel.: (53) 048 578700. Fax: (53) 048 578 578 Hotel Moka Tel.: (53) 048 578600. Fax: (53) 048 578605/603 Email: alojamiento@terraz.co.cu

Continuar leyendo

Alternativa comunitaria: El mango, el árbol de la navidad cubana

Galería