Adaptarnos, es modernizar el pensamiento

Estándar

Portada_postindustrial_b

Reflexiono sobre el Periodismo otra vez. Y lo pongo con mayúsculas por el respeto que le tengo a mi profesión y a todos mis colegas. Me encontraba leyendo “Periodismo Postindustrial”, ese libro que se ha convertido en Biblia para mí. Era sábado de teorías, y ya estaba cansado de academicismos. El café ya me dolía en el estómago. Comencé a escribir lo que parecía un ensayo. Terminó siendo cuatro simples párrafos. Pero me gusta la idea de compartir mi opinión en el blog, algo que pocas veces practico, aun teniendo agendas cargadas de reflexiones. Mis anotaciones dicen:

Muchos de los actuales esfuerzos para provocar un cambio en el periodismo, o para fortalecer su presencia y su importancia, se ven forzados a la quietud y el enmudecimiento, se ven frustrados por el sistema de control.

La adaptación al presente es concebir el mundo con usuarios y no con lectores, oyentes o espectadores. El cual, ahora más que simple conectado, es también el editor de lo que él mismo consume.

Para adaptarnos a ese nuevo ecosistema ya es tarde. Ahora, solo queda aprovechar el acceso que tienen los individuos y compartir con ellos, contenidos en colectividad. Ahora, no podemos imponer la agenda, sino, más bien, acompañar al público en sus opiniones y hacerles saber el porqué de sus opiniones. También es tiempo de cambiar las estructuras de todas las organizaciones.

En Periodismo postindustrial:
“El periodismo expone la corrupción, llama la atención sobre la injusticia y hace que los políticos y las empresas respondan a sus promesas y obligaciones. Informa a los ciudadanos y organiza la opinión pública”.

Anuncios

La prensa del… martes

Estándar

periódico dobladoHoy existen algunos millonarios que han comprado los periódicos solo para influir en la política del y a través de ella en la del gobierno municipal o el gobierno nacional. Eso ha generado cambios en las sociedades. El caso cubano ni se le acerca, pero tomemos solo la parte de la motivación. Los nuevos dueños quieren cambiar políticas. Nosotros tenemos ya el instrumento, no tenemos que cambiar ninguna política, solo tenemos que hacer periodismo, justo como pidió Alfredo Guevara. Sin embargo, nos restringimos y a veces la verdad llega disfrazada por el tiempo. Escogemos las buenas épocas del año para escribir sobre algo, pero no nos damos cuenta que hay malos momentos también para ese algo, y ¿quién lo nota? Cada medio cubano responde a una organización política específica, no a una institución y menos a un dirigente o administrativo. Cada medio tiene su propio interés político, no tiene que deberle favores a nadie. Continuar leyendo