Grabados en el tiempo, un deleite catastrófico

Flora Fong expone en Galería de Arte Angerona
Estándar

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios

manu.hdez32@gmail.com

La Galería de arte Angerona no deja de sorprender a los amantes del arte. Sobrevive como institución cultural y resulta una referencia en medio de tantas pretensiones. Esta vez, y hasta enero de 2016, decora sus paredes con la exposición “Grabados en el tiempo” de la artista de la plástica Flora Fong.

La muestra está conformada por una selección de cuadros que en el olvido la autora no pretende dejar. Los mismos son parte de otras series y reiteran elementos propios y característicos de la obra de la artista.

Hay un deleite catastrófico en la exhibición que entretiene la vista del observador. El viento de los ciclones se muestra efusivo con la naturaleza tropical de las zonas costeras, hace revolotear al papalote, saca a los peces del mar haciéndolos brillar como arcoíris con los rallos del sol, y pone a bailar a las palmas en una danza enloquecedora.

Adornan estas piezas caracteres chinos que evocan las raíces asiáticas de la artífice, creando una mezcla poética que resume en el cuadro la subjetividad de la creadora y la objetividad de la idea.

Un cuadro amarillo y negro semejante a los girasoles de Van Goh, titulado ambiciosamente “La ofrenda”, recuerda el valor decorativo que debe tener el arte, se salva entre la tormentosa muestra, y como un regalo recibe al público, otrora consumidor del barroquismo pueblerino y del kitsch de nuestras ciudades.

Este conjunto de cuadros viaja como ofrenda en medio de los festejos para celebrar el quinto aniversario de la provincia de Artemisa.

TURI7099_01.AVI_snapshot_00.10_[2015.12.21_11.15.24]  TURI7112_01.AVI_snapshot_00.06_[2015.12.21_11.19.19] TURI7135_01.AVI_snapshot_00.02_[2015.12.21_11.21.29] TURI7147_01.AVI_snapshot_00.02_[2015.12.21_11.22.55] TURI7148_01.AVI_snapshot_00.01_[2015.12.21_11.23.05]TURI7106_01.AVI_snapshot_00.05_[2015.12.21_11.18.29]

Criticando(me) el criterio

Estándar

chiste

“…

Tienes razón Fidel: sólo en la brega hay derecho al
Descontento,
Sólo de adentro ha de salir la crítica, la búsqueda de fórmulas
Mejores,
Sí, pero de adentro es tan afuera a veces,

Acepto
La crítica de veras, la que viene de aquel que aguanta en el
timón,
de aquellos que pelean por una causa justa, allá o aquí, en lo
alto o en lo bajo,
y reconozco la torpeza de pretender saberlo todo desde un mero
escritorio
y busco humildemente la verdad en los hechos de ayer y de
mañana,”

Policrítica a la hora de los chacales, Julio Cortázar

 

“Ven y critícame”, canta Calle 13, pero que un crítico critique a otro es frecuente; que un crítico se critique a sí mismo, no tanto. Por su parte Séneca dijo: “Nunca hables bien de ti, no te creerán; ni mal, porque te creerán enseguida”.

En otros tiempos la crítica era la piedra de toque, generadora de comentarios, fuerza pública. Entiendo el acto de criticar como la posición más fácil. Sin embargo, el papel del crítico conlleva una preparación prematura que antecede una opinión fundamentada, ya que, ser crítico no es hablar por hablar.

En el pasado se criticaban los libros y la gente salía corriendo a buscarlos. En el presente criticamos para ofrecer un plan de trabajo a los peores ciegos que, como sabemos, son aquellos que no quieren ver.

Pero la crítica ya no sucede fundamentada en el análisis e interpretación de datos, sino en la mera descripción de hechos. Todo está en crisis y la crítica no se salva de esa totalización.

La inmediatez, las condiciones de vida, la falta de medios y recursos, todo contribuye a que el trabajo de la crítica se realice sin criterio propio y con complicidad.

Hay quien critica un libro buscando reseñas anteriores, quien describe un hecho con el guion del acto, y quien crónica sin estar presente. Así nunca se sabrá a ciencia cierta por donde andan las cosas en realidad. Entonces se produce una situación desconcertante en la que hablamos sobre la actualidad sin saber elementos que en nada se parecen a la actualidad.

Esa falta de profesionalidad contesta a una agenda impuesta que nada tiene que ver con la opinión pública.

Quien decida criticar nunca debe ajustar su opinión a declaraciones públicas, porque sucederá que pocos se reconocerán en esas cosas inteligentes que se intentan decir cuando se quiere impresionar. Por ello, critico al crítico desarmado de esta nueva era, por su falta de inteligencia, por su efímero método, por su escasa autenticidad. Por eso critico mi trabajo, por su falta de subjetividad.

Querer decir (de la opinión y de ser optimista)

Estándar

Quiero algo decir. Otra vez. Sentí la necesidad de leer algún artículo que me aclare si la situación del domingo pasado (-de elecciones municipales) fue común en otros lugares. De los que he hablado sobre el tema, algunos no tienen ni idea, otros salieron huyendo ante mi presencia, hubo quien se manifestó en público sin tapujos, uno se quedó callado y aquel compartió como si estuviéramos hablando de marcas de autos. Continuar leyendo

Deuda (Periodismo cubano ante lo que se avecina) (+Animal patriótico)

Estándar

journalist_mugEl periodismo cubano está en deuda con el periodismo realizado por José Martí y sus contemporáneos. Nos vanagloriamos de ser martianos y creamos el día de la prensa cubana en homenaje a la creación del periódico Patria. Pero el mismo periodismo humano que se hacía en el siglo XIX, es el que hoy no se hace en Cuba. Los periodistas cubanos de la actualidad no están escribiendo la historia actual de nuestra nación. Eusebio Leal alertaba hace poco que la historia de Cuba está por reescribirse. De acuerdo. Nos molestábamos con Alfredo Guevara cuando nos echó en cara que debíamos ser más periodistas. Continuar leyendo